«No me cambies, que me enfado»

Messi y Neymar se niegan a ser sustituidos y ahora le toca a Suárez

Luis Enrique
Luis Enrique

El temblor sucedió el 4 de enero, tuvo su epicentro en Anoeta y estuvo cerca de derribar Can Barça desde los mismos cimientos. Luis Enrique decidió no alinear a Messi como titular frente a la Real Sociedad y el revuelo, tanto interno como externo, fue de tal calibre que la estrella argentina no ha vuelto a probar el amargo sabor que para todo futbolista supone sentarse en el banquillo. Ni como posible sustituto ni como sustituido. Tras un lío mayúsculo, que hizo que el fantasma de la dimisión del entrenador se paseara por Can Barça, finalmente Luis Enrique admitió la soberanía de su mejor futbolista y acordó tanto con Messi como con la directiva que la «Pulga» sería quien decidiera qué partidos jugar. Es decir: todos. Desde el motín de San Sebastián, ha disputado los 90 minutos en los 25 partidos oficiales del Barça.

w Neymar dijo «basta»

El siguiente problema fue Neymar. El brasileño, cuatro veces suplente y sustituido en 14 ocasiones durante la presente campaña, explotó en el Pizjuán. Tras ser cambiado, se marchó evitando la mirada de Luis Enrique y montó un «show» en el banquillo, recogido por las cámaras de televisión y en el que despotricaba desaforado contra la decisión de su entrenador. Aunque Luis Enrique expresó posteriormente en conferencia de prensa que estaba «harto de tonterías» y dijo no estar «para chuminadas». Desde entonces, el Barça ha jugado cuatro encuentros (PSG, Valencia, PSG y Espanyol) y el carioca ha disputado todos los minutos en juego. El técnico no ha vuelto a cambiarle, cediendo también a las exigencias del futbolista desveladas en «El Chiringuito» de Neox.

Le ha tocado el turno al último integrante de la MSN, el uruguayo Luis Suárez. Suplente dos veces y sustituido en 13 choques, el último en llegar también mostró su descontento el 28 de febrero, cambiado en Granada con 1-3 a favor de su equipo después de marcar un gol y dar una asistencia. Pero desde el rebote de Neymar en el Sánchez Pizjuán, ha sido sustituido en tres (los tres últimos) de los cuatro encuentros disputados por el Barcelona (PSG en la «Champions» y Valencia y Espanyol en la Liga). Sin embargo, Suárez está armándose de la paciencia que no han tenido sus compañeros de la triplete ofensiva azulgrana. Al menos, por el momento. Una tripleta que se encuentra en estado de gracia. Los últimos 12 tantos han salido de las botas de Messi, Neymar o Luis Suárez en ese esprint final portentoso del Barça.

w Insultos en Cornellá

En Cornellá, Neymar y Messi sentenciaron al Espanyol con dos tantos en un buen primer tiempo del líder. Pero el partido puede dejar algo más que la pérdida de los tres puntos para los blanquiazules: la Comisión Antiviolencia estudiará –y a buen seguro sancionará– esta semana cánticos como «Messi subnormal» o «Puta Barça es», así como el lanzamiento de una zanahoria a Luis Suárez con la intención de que sea mordida. Mateu Lahoz, que no dejó contento a nadie e incluso reconoció tras el partido a Álvaro Vázquez que el segundo tanto visitante debió ser anulado por fuera de juego de Luis Suárez antes de que marcara Messi, no reflejó en el acta ninguno de estos hechos.

Alves recula en las redes sociales

El lateral del Barcelona tuvo que dar marcha atrás tras subir una foto a Internet en la que posaba con un cartel que rezaba: «Reconozcamos el genocidio armenio». Alves se disculpó con los muchos barcelonistas turcos que le reprocharon su comentario. Además, el club tiene patrocinadores en Turquía.