Fútbol

La verdad de Sergio Ramos: “Acepté la oferta y me dijeron que había caducado. Nadie me lo comunicó”

El ya ex jugador del Real Madrid ha asegurado, después de la emocionante despedida, que se quería quedar. Reconoce que sí dijo: “Planificar sin mí”

Thumbnail

Sergio Ramos ha tenido que dar muchas explicaciones tras muchos meses de rumores, de idas y venidas, de encuentros y distanciamientos y así hasta el final. La versión, sin palabras de protagonistas, era que el Real Madrid le había hecho una oferta de un año con una bajada de sueldo de un diez por ciento. El futbolista no lo ha negado: “Nunca me he querido ir del Real Madrid, siempre me he querido quedar aquí”, ha asegurado. “Tras ganar LaLiga del confinamiento, el club me ofrece ampliar mi contrato, pero por el covid se fue retrasando y llegada a esta situación, me hace una oferta de un año con bajada de salario”, ha asegurado directamente y asegurando que era completamente sincero.

No quiere dejar la sensación de que es una cuestión de dinero, que el problema era la bajada de sueldo. El problema, dice, durante muchos meses de negociación era el tiempo: “El dinero no fue un problema, lo mío es un tema de año, eso es lo único que he pedido. Quería dos años y el club me daba uno. Ésa es la única diferencia con el club. El club, desde hace meses saben que no es por dinero. Era por tranquilidad y por continuidad”.

Pero el tiempo pasaba y no había respuesta por parte del Real Madrid, dispuesto a mantenerse firme hasta el final con la oferta que le había hecho. La palabra clave de esta frase es esa palabra: final. Porque según llega el final de temporada y junio y se acaba el contrato, Sergio Ramos, también presionado por los suyos, decide cambiar de opinión acerca del tiempo y de la oferta. Dice que hace unos días le aseguró al club que acepta la oferta del Madrid, un año y bajada de sueldo: “Acepto la oferta con la bajada de salario y se me dice que ya no hay oferta”, afirma. Lo asegura con cierta sorpres: “Aún habiendo dado ese ok, se me comunica que tiene fecha de caducidad y no me había enterado, esa es la verdad”, asegura.

Es verdad que Ramos, en una conversación, dijo: “Planificar sin mí”. Y lo ha explicado, aunque no de manera muy convincente: “Cuando lo dije, entiendo que nadie está por encima del club, que y era independiente de la planificación. No era uno a esa propuesta”.

Sergio Ramos ha querido dejar muy claro ese punto: él, en los últimos días dice sí a las condiciones del club, pero ya no es suficiente. “Hay cosas que no se pueden cambiar. Acepto la propuesta, pero dicen que la fecha ha caducado, hay que aceptar eso y estar orgulloso de lo que he conseguido”

No quería decir nada más en contra del Real Madrid ni de su presidente: “Yo voy con mis virtudes y defectos, la relación siempre ha sido extraordinario y estaré agradecido eternamente, no voy a hacer declaraciones en contra de Florentino Pérez. Te puedo asegurar que me quedo con el cariño, los abrazos, dejó atrás los malos entendidos. Pero me gusta contar la verdad”, ha dicho. Insiste en que nunca le habían dicho que esa oferta caducaba incluso antes de que terminase el contrato: “No me han dado un últimatum, estábamo dentro de una negocación y le hago saber que había posibilidades de aceptar. Pero no guardo rencor, no quiero enfrentamiento”.

Pero sigue sin entenderlo: “No sé porque tiene una fecha de caducidad sin haberlo notificado. Entiendo que hay un trato amigable y negociable. Nadie me comunicó eso”.

También ha dicho que le hubiese gustado que Florentino Pérez hubiese estado con él en la conferencia de Prensa: “Estoy orgulloso de lo que hemos formado y el evento que he disfrutado. Le di la oportunidad de hacer una rueda de prensa, me hubiese gustado, no estaría de más”.

Su futuro ya no pasa por el Real Madrid: No hemos pensando en ningún equipo, a partir de enero, cuando quedo libro, ha habido llamadas de clubes interesados, fui muy sincero en eso. Ahora buscaremos. El Sevilla es el otro club de mi corazón, pero no contemplo y el Sevilla tampoco. ¿Ir al Barcelona? es un no rotundo, es imposible”.