Fútbol

La última locura del Nuevo Bernabéu: Así funciona su grada abatible de 75 metros

16 elevadores hidráulicos se encargarán de levantar y sostener en posición casi vertical más de 300 toneladas. Se ganarán más de 1.300 metros que permitirán ampliar el aforo

Grada abatible del Nuevo Bernabéu
Grada abatible del Nuevo Bernabéu FOTO: Youtube La Razon

Las obras del estadio Santiago Bernabéu siguen avanzando día a día tanto en el exterior como en el interior del nuevo feudo del Real Madrid. El faraónico proyecto sigue su imparable avance y cada día sorprende a los aficionados con una novedad impactante. Ahora la atención del nuevo Bernabéu se centra en el fondo sur y la espectacular grada abatible de 75 metros de ancho y 17 de largo. Toda la grada baja se podrá levantar para ganar espacio en la realización de eventos. De este modo, se ganarán más de 1300 metros cuadrados que podrán emplearse en aumentar el aforo.

Sin duda, una de las obras de ingeniería que más beneficio de polivalencia dará al nuevo Bernabéu es la que se está acometiendo en la grada baja del lateral este. La nueva grada abatible permitirá una conexión interior que hará que el tránsito de mercancía entre el nuevo parking y el terrero de juego será posible. Hasta ahora, el Santiago Bernabéu disponía de un túnel de carros que para el día a día era medianamente suficiente, pero para la organización de grandes eventos como pueden ser conciertos, no sirve. Así que puestos manos a la obra, la conexión parking-túnel-grada abatible-terreno de juego se asegura mediante esta actuación en la cual la grada neumática se abrirá y cerrará en escasos minutos.

El sistema, según la recreación en 3D ofrecida por el youtuber Javier Craiota en su canal Nave del Madridismo es muy parecido al que se instaló en Wembley. Estará compuesto por 16 elevadores hidráulicos, con la función de levantar y sostener en posición casi vertical más de 300 toneladas. Las medidas de la grada afectada serán de 75×17. Cuando la grada quede abierta, además de las entrañas del mecanismo, descubriremos 2 accesos directos al túnel logístico. Toda la operación durará en torno a 30 minutos.

Cuando toda la grada quede levantada quedaran a la vista dos conexiones directas con el túnel logístico. Con esta impresionante obra de ingeniería se ganarán más de 1.300 metros cuadrados en la instalación de escenarios en la celebración de eventos con lo que se gana un aforo extra de 1.000 espectadores, lo que permitirá al club ingresar en torno a 80.000 euros más en cada acto.

Se trata sin duda de la mayor obra de ingeniería junto con el espectacular sistema del césped retráctil. El terreno de juego se puede ‘esconder’ por bandejas dejando a la vista un terreno de juego de césped artificial que puede convertirse en cancha polideportiva, escenario de ferias y congresos y hasta conciertos, todo realizado con ultima tecnología. El procedimiento, según se explica en otro vídeo de la Nave del Madridismo, se inicia con los 24 elevadores hidraúlicos que elevarán las bandejas que serán trasladadas a su posición final en 24 carros de transporte. Así irán viajando una a una las seis bandejas y el proceso completo durará aproximadamente seis horas. Cada bandeja de césped híbrido tarda unos 60 minutos en llegar a su posición correspondiente. La operación se realizará durante la noche para poder acelerar la instalación del siguiente evento. La profundidad de la cueva en la que se aloja será de 30 metros, tamaño suficiente para albergar el terreno de juego y el sistema de mantenimiento.

225 millones y tecnología de última generación

El coste de este revolucionario sistema es de 225 millones de euros, una cifra que se une al presupuesto inicial de las obras. La construcción subterránea contará la última tecnología de ventilación y climatización. Además del sistema de riego que se desplazará mediante tres railes contará con iluminación led y tratamiento ultravioleta. Contará con dos pasarelas de mantenimiento a los lados para facilitar el trabajo y unas cámaras de control permitirán una total supervisión desde el exterior para que el césped ‘duerma’ totalmente protegido y sin sufrir daño alguno cuando esté guardado en esos compartimentos hidráulicos reservados para su cuidado.

Eso permitirá que al día siguiente de los partidos del equipo de fútbol pueda quedar recogido y acoger cada día de la semana un evento de todo tipo.

La grada abatible y el césped retráctil convertirán sin duda el coliseo blanco en uno de los mejores estadios del mundo.