Fútbol

El Real Madrid anuncia otros cinco positivos por Covid: cuatro jugadores y el segundo entrenador

Tras los de Modric y Marcelo, hizo oficial los positivos de Asensio, Bale, Rodrygo y Lunin, además del de Davide Ancelotti, hijo y asistente del técnico

Gareth Bale, en el banquillo durante el derbi ante el Atlético
Gareth Bale, en el banquillo durante el derbi ante el Atlético FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Pensaban en el Real Madrid que la única semana en mucho tiempo en la que no tenían que jugar tres partidos iba a ser tranquila, pero está sucediendo todo lo contrario. No ganan para sobresaltos en Valdebebas y no por los resultados, que son inmejorables y ya alcanzan las diez victorias consecutivas. La amenaza ahora mismo es el coronavirus y los positivos que se van multiplicando en Valdebebas. Después de los anunciados el miércoles de Luka Modric y Marcelo, ayer el club blanco hizo oficiales otros cinco más, de cuatro futbolistas y del segundo técnico, Davide Ancelotti, el hijo del primer entrenador y que es el ayudante de su padre.

Resultaron positivos los exámenes de Marco Asensio, Rodrygo Goes, Gareth Bale y Andrey Lunin, el portero suplente y único futbolista de la primera plantilla que todavía no ha jugado un minuto esta temporada. No hubo entrenamiento matinal ayer, porque había que esperar a los resultados de las pruebas PCR realizadas a toda la plantilla, cuerpo técnico y trabajadores de la Ciudad Real Madrid que tienen relación directa con el primer equipo. Se temían más positivos después de los dos primeros y aparecieron otros cinco, que de momento no ponen en peligro los dos partidos que le quedan a los blancos antes de terminar el año 2021. El domingo llega al Santiago Bernabéu el Cádiz, mientras que el miércoles 22 es el Real Madrid el que viaja a San Mamés para jugar un partido adelantado contra el Athletic, correspondiente a la segunda vuelta de laLiga.

Los próximos partidos no corren peligro

Todo eso sigue pendiente, aunque no es descartable que aparezca algún positivo más con el paso de los días. En el club no se plantean pedir ningún tipo de aplazamiento, más allá de que el brote no sea lo suficientemente grande como para ello. Según la normativa de la Federación Española y de la Liga, mientras un club tenga 13 futbolistas del primer equipo disponibles (con un portero entre ellos), el partido sigue adelante con normalidad.

Por el momento, tras conocer los resultados, el resto de la plantilla entrenó a las órdenes de Ancelotti por la tarde en Valdebebas. Una Ciudad Deportiva en la que las medidas no han dejado de ser muy estrictas en ningún momento durante esta pandemia. No se habían relajado para nada, pero la sexta ola y Ómicron están pasando factura. Los controles son exhaustivos y no sólo con los jugadores profesionales. Todos los trabajadores de las oficinas pasan cada mañana un test de antígenos y si hay algún visitante excepcional tiene que mostrar un PCR negativo antes de poder acceder. En los últimos días se había notado un aumento de los casos y de hecho se tomó la decisión de que una parte de la plantilla de oficina volviera a trabajar desde casa.

La primera alarma saltó en la sección de baloncesto, con los positivos de Pablo Laso y Thomas Heurtel. Desde que ambos fueron aislados todos los test que ha pasado el resto han sido negativos y han podido seguir jugando sus partidos con normalidad, incluso el partido de ayer de Euroliga en Milán. Con el fútbol se espera que suceda lo mismo y todo quede en unos cuantos positivos muy controlados.

Tras la vuelta a los entrenamientos de Ceballos, lesionado durante los Juegos de Tokio, Ancelotti podía contar por primera vez en muchísimo tiempo con toda su plantilla, pero esa situación duró poco, porque el covid apareció de repente. El técnico supo entonces que tendría que hacer rotaciones obligatoriamente, al menos con Modric, que tras ser positivo quedaba descartado para el resto del año después de haber jugado los últimos siete partidos de manera consecutiva.

El croata se había perdido sólo seis partidos este curso y ahora tendrá que volver a descansar; y el técnico, cambiar ese once de gala casi inamovible. Los nombres de los positivos conocidos ayer no le cambiarán mucho sus planes, aunque sin Rodrygo ni Asensio tendrá que buscar un nuevo nombre para la parte derecha del ataque. Podría ser una oportunidad inesperada para Hazard, que ha perdido el sitio y ahora podría hacer méritos para recuperarlo. Hubiera sido un buen momento para el regreso de Bale, pero el galés es uno de los que están contagiados y va a tener que seguir esperando. No juega desde el 28 de agosto..