Fútbol

El último revés del Real Madrid con Mbappé

Las exigencias contractuales del francés se han convertido en un quebradero de cabeza para el club blanco

Kylian Mbappe
Kylian Mbappe FOTO: CHRISTIAN HARTMANN REUTERS

El Real Madrid sigue su hoja de ruta y que su principal objetivo es la estrella del PSG, Kylian Mbappé, está más que claro. Los blancos ya intentaron en el pasado mercado estival, ficharle por una cifra en torno a los 200 millones de euros, oferta rechazada por el cuadro parisino. El delantero galo se ha negado en reiteradas ocasiones a renovar con el PSG yen los últimos días volvió a rechazar un cheque en blanco de Al-Khelaïfi.

A pesar de ello, aunque se da por cerrada su llegada a Madrid, su fichaje no está siendo un camino de rosas. Hace unas semanas el diario alemán “Bild” daba por cerrado el acuerdo y cifraba en 50 millones de euros brutos la ficha del francés, algo que le convertiría en el “fubolista mejor pagado del mundo, superando a su compañero Leo Messi”. Desde Inglaterra, también se adelantaban detalles del contrato del francés, que cobraría en el club blanco 800.000 libras, casi 962.000 euros a la semana.

Su madre pide más

Sin embargo, aún quedan flecos por resolver que están complicando su contrato. Por una parte estaría la prima de fichaje. Eduardo Inda desveló, en su sección de exclusivas de El Chiringuito de Jugones la estrategia de la madre de Mbappé y el dinero que pide como prima para cerrar el fichaje. «La persona que está negociando el asunto de Mbappé, hay problemas con la madre que ha asumido la representación del hijo. Me dicen que el PSG le ha ofrecido más de 120 millones de prima por renovar y es lo que ella pediría brutos al Real Madrid para llegar a la capital de España», desveló.

Una cifra importante que el club banco estaría dispuesto a asumir. Pero hay otro asunto que trae de cabeza al club blanco y que estaría dentro de las exigencias contractuales del delantero estrella del PSG: los derechos de imagen. El Real Madrid tiene por costumbre compartir con sus jugadores al 50% sus derechos de imagen, una táctica que los blancos podrían repetir también con el ex del Mónaco. Según adelantó Marca, el tema de los derechos de imagen sigue siendo el principal obstáculo entre el entorno de Mbappé, sus padres, y el cuadro madridista.

Importantes patrocinios

El francés goza de un cartel muy grande en Europa y se sabe que su imagen es una de las más cotizadas, pues no sólo es el rostro del FIFA 22 sino que muchas marcas pujan por él. En la actualidad las marcas que tienen al francés como embajador son: Nike, Hublot, Goog Gout, Bulk y EA Sport. Si bien Mbappé está al nivel de Messi y Cristiano Ronaldo, la cantidad de marcas con las que trabajan estos 2 supera ampliamente a las del francés. Esto se debe a que el jugador ha decidido asociarse a marcas con las que tiene proyección a futuro. La vida discreta y sencilla que tiene Mbappé le permitió por ejemplo acercarse a la marca de relojes Hublot, la misma que patrocina a Pelé. Si bien son pocos los contratos, el dinero que recibe el jugador del PSG no es nada desdeñable. Por Nike y la marca de relojes, el francés recibe 4 millones de euros al año. También, junto a su familia y su abogada, se buscó que el delantero estuviera asociado a valores que son muy tenidos en cuenta por los jóvenes de hoy en día. Este es el caso de Good Gout, una marca de productos alimentarios bio para chicos, que facturó en 2020 unos 18 millones de euros y buscará llegar hasta los 60 millones para 2022.

Desde el entorno de Mbappé avisan que podría ceder un porcentaje pero nunca la mitad, por lo que los merengues deberán llegar a un acuerdo en caso para culminar su fichaje.

¿Puerta abierta al PSG?

Mientras tanto, desde Francia siguen enredando con la renovación de Mbappé. L’Equipe ha vuleto a insinuar que podría quedarse en París tras analizar las últimas declaraciones de Kylian Mbappé que pronunció después de su exhibición ante el Sint-Etienne. “Mi objetivo siempre ha sido dejar una huella en la memoria de la gente, ya sea en la memoria estadística o visual, para dar emociones. Estoy feliz de hacerlo aquí en París. Siempre me aseguré de ser el número 1, así que hay que seguir intentando conseguirlo, todavía hay partidos. Si no hay grandes problemas lo adelantaré (a Ibrahimovic como segundo goleador histórico el club). Aún queda Cavani, veremos cómo va.”, dijo el galo.

Unas palabras que no preocupan al Real Madrid pese a la vuelta de tuerca del medio francés.