Fútbol

El efecto Aubameyang

Ha marcado siete goles en siete partidos de Liga y en el Berrnabéu se confirmó como el mejor fichaje del Barcelona esta temporada

El delantero francés del FC Barcelona, Pierre-Emerick Aubameyang, celebra el primer gol del equipo barcelonista en el Santiago Bernabéu
El delantero francés del FC Barcelona, Pierre-Emerick Aubameyang, celebra el primer gol del equipo barcelonista en el Santiago Bernabéu FOTO: Juanjo Martín EFE

En una de las paredes del polideportivo de El Barraco cuelga una imagen de Aubameyang como uno de los grandes deportistas que ha dado el pueblo. Entre ciclistas de leyenda como Ángel Arroyo y Chava Jiménez destaca la foto del delantero gabonés. Allí en El Barraco su abuelo, madridista, soñaba con verle vestido de blanco. Pero ha sido en el Bernabéu donde Aubameyang se ha confirmado como el gran fichaje del Barcelona esta temporada.

Marcó dos goles y dio otro a Ferran Torres. El número «25» del Barcelona marca la diferencia entre la primera parte de la temporada y la segunda. Ha marcado siete goles en los siete partidos de Liga que ha disputado y dos más en la Liga Europa, una media goleadora a la que no se acerca ninguno de los demás jugadores del Barça esta temporada.

Es una de sus víctimas favoritas el Madrid, al que había marcado ya cinco goles, tres de ellos en el Bernabéu, en la seis veces en las que se había cruzado con él. Todas ellas con la camiseta del Borussia Dortmund, cuando más cerca parecía de cumplir la ilusión de su abuelo de vestir con la camiseta del Real Madrid.

Pero ahora viste otra camiseta. Llegó al Barcelona casi como un futbolista desahuciado, del que no se esperaba casi nada y que encontraba acomodo en el equipo azulgrana sólo porque llegaba gratis después de que el Arsenal le hubiera liberado de su contrato.

Sólo tiene 32 años, una edad temprana para pensar en que quedaban lejos ya los mejores momentos de un jugador con una capacidad física espectacular. Y en el Barcelona de Xavi ha encontrado su lugar.

Él, que se siente más cómodo con espacios para correr, se ha hecho imprescindible en un equipo que quiere la posesión y el dominio del juego. Marcó dos goles en seis remates en el Bernabéu y, además, siempre dio sensación de superioridad sobre los centrales del Real Madrid. Se adelantó en el remate de cabeza en el primer gol y ganó por velocidad y por atención en el segundo. Aubameyang ha hecho mejor al Barcelona. Y Xavi ha recuperado al mejor Aubameyang cuando no se le esperaba.