Fútbol

Celta-Real Madrid. El año fantástico de Vinicius

En la 2ª jornada de la Liga pasada se convirtió en titular tras dos goles al Levante. «El míster me da confianza y la bronca cuando es necesario», dice el brasileño

Vinicius  regatea a Marchesin antes de marcar el tercer gol del Real Madrid ante el Celta
Vinicius regatea a Marchesin antes de marcar el tercer gol del Real Madrid ante el Celta FOTO: Lalo R. Villar AP

El 22 de agosto de 2021, al Real Madrid se le complicó la visita al campo del Levante. Vinicius había sido suplente en la primera jornada ante el Alavés y también ese día en la segunda fecha. Entró en la segunda parte, hizo dos goles y su equipo rescató un punto. Una semana después fue titular ante el Betis para no volver a dejar de serlo hasta ahora.

Aquellos dos goles en el Ciudad de Valencia y la reacción del equipo con él en el campo acabaron con las dudas de Ancelotti sobre la importancia del brasileño. Desde entonces ha sido un fijo en las alineaciones y ha firmado la mejor temporada de su vida. El parón de verano no le ha afectado y ha comenzado el nuevo curso como si no hubiera habido vacaciones. En Balaídos se fue sustituido al final entre los pitos de la afición del Celta, esos que se producen cuando un futbolista es temido. Antes de irse, había dejado un gol y una asistencia en la goleada del Real Madrid. El gol, después de una carrera de esas que le encantan a campo abierto y que finalizó con un regate a Marchesin y un remate a puerta vacía. Nada que ver con otros tiempos en los que hubiera temblado ante el portero.

Redondeó su actuación con la asistencia a Valverde, otra vez con mucho terreno por delante, donde hace mucho daño porque es rápido y preciso a la vez. Cuando el juego había estado más apretado también había sido él quien había intentado el desequilibrio, como siempre, asociándose con Benzema y Modric, que fue el que le puso el balón para el 1-3. «El míster nos da la confianza que necesitamos y la bronca cuando es necesario, me hace crecer como jugador. Yo sigo con ganas de seguir progresando», decía Vinicius justo un año después de convertirse en titular indiscutible.

En el primer día sin Casemiro, Tchouameni fue sintiéndose mejor con el paso de los minutos y Modric se puso al mando. «Es un fantástico líder para nosotros, marcó el gol más importante del partido, porque nos pusimos por delante y a partir de ahí todo fue un poco más sencillo», decía el técnico del croata.