FC Barcelona

Saturaciónen el medio

Busquets, Mascherano y Rakitic, los más perjudicados por la imposibilidad de Luis Enrique de hacer rotaciones

Luis Enrique es un gran defensor de las rotaciones por un doble motivo: quiere a toda la plantilla en tensión competitiva, que todos se sientan útiles, y, además, pretende dosificar los esfuerzos. Esto último no lo está pudiendo cumplir esta temporada, por culpa de las lesiones y por la imposibilidad de fichar por la sanción de la FIFA, y los que más lo están pagando son los centrocampistas. En nueve jornadas de Liga y tres de la Liga de Campeones, Busquets ya acumula 218 minutos más que el curso pasado, y eso sin contar que también ha disputado las dos Supercopas, más carga todavía. «Cuando puedo le doy descanso, aunque sea 15 minutos. Pero no es una situación extrema; es normal en un equipo grande», explica Luis Enrique, quitando importancia al asunto. En el caso de Rakitic son 238 los minutos de más respecto al año pasado, y Mascherano se va a 290 minutos, o lo que es lo mismo, es como si hubiera jugado tres partidos y 20 minutos más que a estas alturas de 2014. El argentino seguramente tenga tiempo para descansar ahora, porque mañana le espera una sanción por la expulsión ante el Éibar. Según el acta, dijo al juez de línea: «La concha de tu madre»; aunque en una imagen de televisión se ve que dice: «La concha de tu hermana». Por eso el Barça va a recurrir por un defecto de forma. También lo hará porque aseguran en el club que no iba dirigido al asistente, que era «una expresión de rabia» –afirma Jordi Mestre, vicepresidente deportivo–. Hay un antecedente de sanción por una expresión idéntica, en un Elche-Barça B, y fue de dos partidos, aunque si se considera insulto podría llegar a cuatro, con lo que se perdería el clásico.

Cuatro partidos se quedó fuera Piqué al principio de curso por una sanción, pero aun así ha jugado esta temporada 45 minutos más que la pasada. También ha aumentado considerablemente la presencia de Sergi Roberto, pero en su caso, por rendimiento, justo lo contrario que ha sucedido con futbolistas como Mathieu. Iniesta también ha jugado menos, pero lleva un mes lesionado y vuelve ahora. Neymar y Suárez se multiplican porque ellos no rotan (y el uruguayo no pudo jugar el año pasado hasta la jornada 9) y por la baja de Messi, que sigue recuperándose y que no ha sido convocado por Argentina para los duelos contra Brasil (14 de noviembre) y Colombia (17).