FC Barcelona

Directo

El Mallorca nubla y frena a un Barcelona muy tierno atrás (2-2)

Falló Ter Stegen, Muriqi pudo con Araujo y los azulgrana no encontraron elementos para remontar, más allá de Raphinha y la entrada de Lamine Yamal

Barcelona's Joao Felix controls the ball during a Spanish La Liga soccer match between Mallorca and Barcelona at the Son Moix stadium in Palma de Mallorca, Spain, Tuesday, Sept. 26, 2023. (AP Photo/Francisco Ubilla)
Joao Félix trata de rematar en el Mallorca - BarcelonaASSOCIATED PRESSAgencia AP

El saque de puerta puede considerarse una acción inofensiva en un partido, pero en Mallorca se vio que no, en ambas direcciones. Pateó el balón Rajkovic, Gavi despejó, Ferran prolongó para dejar solo a Raphinha y el brasileño se llenó de balón después de la carrera y tiró alto. Unos minutos después, Rajkovic volvió a golpear en largo, Muriqi prolongó y Abdón Prats aprovechó la indecisión de Araujo y la media salida de Ter Stegen para rematar a portería. Tres toques, un gol. No suele pasar en fútbol, pero a veces el camino recto es el que lleva más rápido a la meta.

No había sido el primer error de Ter Stegen en el encuentro. El portero alemán lleva una temporada y media espectaculares, pero su estilo también tiene un riesgo que esta vez no supo medir. Relajado en exceso, dio un pase en el área a Oriol Romeu. Lo hizo defectuoso, Antonio Sánchez recuperó en zona de peligro y tras un primer rechace de Araujo, Muriqi convirtió la ocasión en premio.

Esa primera diana del Mallorca llegó con el partido todavía asentándose y el segundo, justo antes del descanso, cuando parecía que el Barcelona había hecho lo más difícil. Con una alineación con muchos cambios, el líder (a la espera de que acabe la jornada) tenía el dominio, pero no el control. Le costaba generar jugadas ofensivas y se entregó casi por completo a las llegadas de Raphinha, que con un par de centros a los que no llegaron Ferran Torres y Joao Félix avisó y con un disparo raso golpeó para empatar. Al tanto de la igualada le siguieron los mejores momentos de los azulgrana, con un Gavi omnipresente y trabajador y con el grupo más tirado hacia adelante y convencido. Pero en tres toques, se esfumó todo.

El Mallorca se llevó a la segunda parte un gol inesperado en el momento en el que se produjo, pero muy trabajado, con solidaridad en defensa y con Muriqi ganando casi todos los balones largos a Araujo e Iñigo Martínez. También sufrió el contratiempo de la lesión de Maffeo.

No tardó en salir a calentar Lewandowski, la gran sorpresa en las rotaciones de Xavi. El polaco entró rápido. Lo hizo justo después de que Joao Félix estrellara un balón en el poste. Estaba el Mallorca consiguiendo su objetivo porque el Barcelona no encadenaba pases, pero sí le ponía sudor en la presión, a falta de precisión, y la calidad individual se mostró en lanzamientos como el del portugués. El conjunto local dejaba que fuera Araujo el que iniciara las jugadas y ahí el uruguayo se nubla. Pero tampoco se dedicaba sólo a estar atrás el Mallorca. Salía con peligro, llegaba al área, forzaba córners...

Xavi apostó, como el sábado ante el Celta, por acumular hombres de ataque y entró Lamine Yamal, que en la primera jugada forzó un penalti de Nastasic que no era y que el árbitro rectificó tras ver la jugada en la pantalla, avisado por el VAR. El chaval siguió dejando su sello hasta que combinó con Raphinha para que Fermín rematara después de que Lewandowski dejara pasar la pelota con inteligencia. Un golazo que valía un nuevo empate.

No tuvo temple suficiente el Barça para firmar otra remontada. Se precipitó e incluso permitió alguna contra de Larin. Lamine fue quien más lo intentó, pero no llegó la gran ocasión.