FC Barcelona

«Rubios» y socios

Messi y Neymar terminan rápido con la resistencia del Celtic en el estreno del Barça en la Champions. Ter Stegen paró un penalti

Messi y Neymar celebran uno de los goles del Barcelona al Celtic en el Camp Nou en el estreno en la Liga de Campeones
Messi y Neymar celebran uno de los goles del Barcelona al Celtic en el Camp Nou en el estreno en la Liga de Campeones

Messi y Neymar terminan rápido con la resistencia del Celtic en el estreno del Barça en la Champions. Ter Stegen paró un penalti

El rubio de palo de Messi pierde ya color después de todo el verano. Su cambio de «look» pretende ser una catarsis después de lo vivido con su selección: otra final perdida, la renuncia a Argentina por impotencia y el posterior regreso. Su fútbol en el Barça no necesita ninguna transformación. Sigue tan fino como siempre y el Celtic tomó nota de ello. El rubio de Neymar está reluciente, recién teñido, un cambio que extraña menos en el brasileño, muy dado a sorprender con su imagen. No tuvo un buen estreno de temporada ante el Alavés, pero ayer, con su compañero «amarillo» como titular, volvió a hacer diabluras, y el Celtic, como la última vez que visitó el Camp Nou, también tomó nota de ello. La sociedad de Leo y Ney desarboló a un rival tradicionalmente rocoso, pero que con su nuevo entrenador, Roy Hodgson, pretende ser más atrevido. No era la cita de ayer la ideal para hacerlo. Tomó precauciones con cinco defensas, pero en apenas tres minutos ya tenía un gol en contra, tras la primera acción entre los «rubios». Centró Neymar y la línea de fuera de juego de los escoceses era directamente una sucesión de curvas. Se coló Messi en el caos para fusilar. Suele ser más sutil el «10», pero en situaciones como la de ayer, con poco ángulo, conviene tirar a trallón, que en el fútbol de élite sí vale, no como en el patio del colegio.

Jugó demasiado replegado el Celtic y tuvo que moverse en espacios cortos el Barça. Le costó, claro, pero en ocasiones lograba romper el orden con la velocidad de pase. Se integró bien en el engranaje André Gomes, participativo y trabajador también para recuperar la pelota con inteligencia. Le costó salir al conjunto de Hodgson. Sólo lo lograba con el fogoso Sinclair, una especie de Neymar a lo inglés, también rubio de bote, por cierto, aunque sólo en una especie de cresta. Rápido y habilidoso, amenazó una vez y a la segunda se las apañó para asistir a Dembélé, que logró forzar el penalti ante Ter Stegen. El propio goleador fue el encargado de tirarlo. Tomó poca carrerilla y quizá dibujó demasiado su intención de lanzar cruzado. Lo adivinó el meta alemán y el susto se quedó ahí. Porque no hubo más Celtic en todo el encuentro y sí mucho más Barça. Y mucha más sociedad entre Neymar y Messi, espectaculares en el segundo gol: una pared, una segunda asociación –todo en pocos metros–, un cambio de ritmo del brasileño y el remate final del argentino.

El desmadre llegó tras el descanso, con los tantos de Neymar, de falta, de Iniesta, a trallón también, como Leo antes, el triplete del propio Messi y Luis Suárez que se unía a la fiesta. No supo el Celtic ya si atacar o defender y Luis Enrique comenzó a hacer rotaciones, aunque de una manera diferente a la del sábado. Entró Iniesta al descanso y se fue Busquets, el futbolista de la plantilla que menos relevos tiene, justo después del quinto tanto.

Así ha sido el partido en directo

Ficha técnica:

7 - Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba; Busquets (Rafinha, min.61), Rakitic (Iniesta, min.46), André Gomes; Neymar, Suárez y Messi.

0 - Celtic Glasgow: De Vries; Lustig, Kolo Touré, Sviatchenko (O'Connell, min.67), Tierney; Bitton (Mc Gregor, min.76), Gamboa, Brown; Sinclair, Roberts (Armstrong, min,67) y Dembélé.

Goles: 1-0, min.3: Messi. 2-0, min.26: Messi. 3-0, min.50: Neymar. 4-0, min.59: Iniesta. 5-0, min.60: Messi. 6-0, min.75: Luis Suárez. 7-0, min. 87: Luis Suárez.

Árbitro: Ovidiu Hategan (RUM). Mostró cartulina amarilla a Ter Stegen (min.23), Rakitic (min.40) y a Brown (min.66).

Incidencias: Asistieron al encuentro 73.920 espectadores en partido de la primera jornada de la primera fase de la Liga de Campeones disputado en el Camp Nou. EFE.