Real Madrid

La Liga sin Cristiano

El portugués se pierde su primer partido en Liga con el Real Madrid después de 50 consecutivos por culpa de una sobrecarga muscular

El parte médico publicado por el Real Madrid en el que explica que Cristiano sólo sufre una sobrecarga muscular
El parte médico publicado por el Real Madrid en el que explica que Cristiano sólo sufre una sobrecarga muscular

El portugués se pierde su primer partido en Liga con el Real Madrid después de 50 consecutivos por culpa de una sobrecarga muscular

Cincuenta partidos consecutivos ha jugado Cristiano Ronaldo en la Liga. Desde que tuvo que cumplir dos de sanción por su expulsión en Córdoba la temporada pasada no había faltado a ningún compromiso del Real Madrid en el campeonato local. El 4 de febrero de 2015 vio el Bernabéu el último partido liguero sin el portugués, una victoria de su equipo por 2-1 ante el Sevilla. Desde su regreso, el 7 de febrero en la dolorosa derrota madridista contra el Atlético (4-0), sólo ha faltado a la eliminatoria de Copa contra el Cádiz.

Hasta hoy. «Se le ha diagnosticado una sobrecarga muscular en el muslo derecho. Pendiente de evolución», dice el parte médico publicado por el club. Cristiano volverá a perderse un partido por obligación casi quince meses después. «No va a estar. Le hicimos la ecografía antes de ayer, hoy la resonancia. No tiene nada grave, pero está cargado y no va a poder jugar. Luego veremos día a día. El problema es que él siempre quiere jugar», dijo Zidane. «Si lo pones, él puede salir, pero se va a quedar en casa y veremos para el martes», añadía.

Cristiano ha marcado 34 de los 101 goles que lleva su equipo en el campeonato. Un tercio. Y es, además, el jugador que más pases de gol da. Pero Zidane, en el fondo, casi agradece que el portugués pueda descansar. Ayer no paró de sonreír en toda la conferencia de prensa, consciente de que la lesión de Cristiano no debe impedirle participar en la semifinal de la Liga de Campeones contra el Manchester City. El Real Madrid está a sólo un punto del Barcelona y el Atlético de Madrid, pero para ser campeón necesita que fallen los dos y en Europa sólo depende de sí mismo.

«Él sabe que mañana no puede estar. Quiere estar, pero sabe que no. Nuestro pensamiento ya es para el partido del martes. [Si fuera la final hoy,] yo no lo metería. Es arriesgar mucho», explicaba Zidane. Cristiano juega siempre y quiere seguir disputando cada minuto de la Liga. Ahora es líder de la clasificación por la Bota de Oro, pero sólo tiene un gol de ventaja respecto a Jonas, Higuaín y Luis Suárez. Y para él es un premio muy importante. Para su entrenador no es un defecto que el portugués quiera jugar siempre. «De vez en cuando necesita descansar, pero es bueno porque tener a un jugador que siempre quiere jugar, que siempre tiene la ilusión de ayudar al equipo, de estar con sus compañeros, que siempre quiere más y más, para un entrenador es un espectáculo. Dentro de lo malo, hay muchas cosas buenas», explica el francés. Tampoco piensa que los finales de temporada se le hagan largos por la falta de descanso. «Yo no creo que llegue fundido. Lo veo bien, lo veo perfectamente jugando todos los partidos. Es lo que está haciendo siempre y quiere siempre. Yo pienso en lo positivo de lo que puede aportar Cristiano al equipo y no en otra cosa», añade.

El «7» del Real Madrid tiene los privilegios de los grandes futbolistas. Él decide cuándo juega y cuándo para, salvo cuando cuestiones médicas, como hoy, deciden por él. «Es intocable porque es lo que demuestran sus números. Se merece ser intocable. Nada más. Lo que tenemos que hacer es hablar con los jugadores, pensando que a veces necesitan descanso, pero él lo hace cuando no juega y lo hace perfecto. Lo hace de puta madre», argumenta su entrenador.

A Zizou no le gusta demasiado dar pistas sobre sus alineaciones. «Están todos bien para ocupar su puesto. Luego voy a elegir a un jugador que es más o menos el perfil de Cristiano. Jugará en la izquierda, pero tenemos jugadores suficientes para suplirle», reconoce Zidane. Las palabras del francés abren las puertas a Bale para que juegue en el sitio en el que le gusta hacerlo. El galés se perdió el partido contra el Villarreal, pero ya está preparado. «Está entrenando bien, está totalmente recuperado y la idea es que esté a disposición del equipo, del entrenador y veremos», afirma Zidane. La presencia de Jesé es otra posibilidad. El canterano es lo más parecido a una réplica de Cristiano que tiene en el equipo. Sólo ha marcado cinco goles, pero es el jugador que mejor porcentaje de acierto tiene en el disparo. El 88 por ciento de sus lanzamientos van entre los tres palos.

Rayo Vallecano: Juan Carlos; Quini, Crespo, Amaya, Tito; Embarba, Trashorras, Jozabed, Bebé; Javi Guerra y Miku.

Real Madrid: Navas; Danilo, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Modric, James; Lucas Vázquez, Bale y Benzema.

Árbitro: Hernández Hernández (Las Palmas).

Estadio: Vallecas.