MENÚ
martes 25 septiembre 2018
03:46
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Justin Rose abre la veda en Boston

El primero en golpear en el TPC Boston ha sido Justin Rose. El jugador inglés ha aprovechado las dudas de los favoritos, quienes no han terminado de dar ese paso adelante, y se ha encaramado al liderato

  • Justin Rose, durante la primera ronda
    Justin Rose, durante la primera ronda

Tiempo de lectura 2 min.

01 de septiembre de 2018. 18:21h

Comentada
Golf Confidencial / @golfcom.  1/9/2018

ETIQUETAS

No ha sido un día brillante, sino más bien de trabajo, de no perder la línea y mantenerse siempre en juego, pues el campo no ha ayudado a dar rondas bajas y cualquier birdie era casi bienvenido. En esa pelea contra el TPC Boston el mejor parado ha sido Justin Rose, con 65 golpes y un ronda sin fallo alguno, quitándose de un plumazo las malas sensaciones del primer playoff, donde no pudo pasar el corte.

El inglés ha ido marcando territorio poco a poco, sin excesivas estridencias pero siendo un metrónomo, pura efectividad. Seis birdies y el primer día al bolsillo. Ahora, que los demás aprieten que él ya tiene un primer paso dado.

Por detrás, le siguen a un golpe Russell Knox y Abraham Ancer, demostrando que en un playoff cualquiera puede ponerse arriba y que todos tienen opciones. Buen comienzo el suyo.

Algo más atrás está Dustin Johnson, el primero de los cocos, en un nutrido grupo de jugadores con 68 impactos (hasta ocho), mientras que con 69 aparecen Jordan Spieth, Brooks Koepka, Alex Noren, Tommy Fleetwood y Henrik Stenson. Bryson DeChambeau, el campeón de la anterior cita, ha dado un primer día de 70 golpes, por lo que está en la parte media alta, uno menos que el regreso de Rory McIlroy y el japonés Hideki Matsuyama. Con 72 aparecen Bubba Watson, Phil Mickelson y Tiger Woods en un inicio sin demasiado brillo pero muy regular, no fallando tampoco más de la cuenta para no descolgarse mucho.

En cuanto a los nuestros, un notable alto para Rafa Cabrera Bello y un aprobado raspado para Jon Rahm. El canario sí encontraba la línea sobre el campo, terminando con 68 impactos (cinco birdies y dos bogeys) y dentro de los diez mejores. Premio para él en un torneo de demostración, donde se está jugando el estar en la Ryder Cup.

Ha jugado sencillo, sin estridencias, apostando sobre seguro y le ha salido de cara; el primer paso lo ha dado y está en la pomada, así que toca mantenerse para llegar al lunes con opciones.

Por su parte, a Rahm no le han terminado de salir las cosas. Le ha salvado que la jornada no ha sido de golpes muy bajos y se ha guardado opciones de pasar el corte, pero empezar con 73 golpes (los mismos que otro desdibujado Justin Thomas) no es buena señal (eagle, birdie, tres bogeys y doble bogey). La cosa es que había empezado bien, con eagle desde bunker, birdie con un larguísimo putt y bogey en los nueve primeros, pero a partir de ahí se torció todo y terminó casi pidiendo auxilio en el 18 con un dropaje que le costó el doble bogey.

Tiene opciones de seguir jugando, ya que el corte no va a quedar muy arriba, pero ha de ponerse las pilas, pues otro fallo sería una losa demasiado pesada para él. De hecho, también tendrán que apretar nombres como Ian Poulter (73) o Jason Day (76).

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs