MENÚ
martes 25 septiembre 2018
03:46
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La ciencia de DeChambeau sigue dando resultados

Dos de dos para el golf de laboratorio de Bryson DeChambeau. El norteamericano parece dispuesto a dar un enorme golpe sobre la mesa y no solo acudir a la Ryder Cup, sino demostrar que, definitivamente, ha explotado y que puede llegar muy, muy alto

  • Bryson DeChambeau
    Bryson DeChambeau

Tiempo de lectura 4 min.

04 de septiembre de 2018. 15:52h

Comentada
Golf Confidencial / @golfcom.  4/9/2018

ETIQUETAS

Dos playoffs y dos victorias. 100% de efectividad y otra demostración de que su golf, aunque extraño a la vista y en ocasiones rudimentario, sirve para ganar. Bryson DeChambeau ha tomado, por el momento, el mando de la FedEx Cup, cosechando otra victoria en el segundo playoff de la serie, esta vez en el Dell Technologies Match Play.

Su look vintage y su juego con los palos construidos especialmente bajo sus directrices métricas explotó en la tercera ronda, aupándole al liderato y en la cuarta le ha servido para aguantar el empuje de Justin Rose (recuperando sensaciones para la causa tras dos días de pérdidas) y vencer con dos de diferencia (-16). Ronda de 67 para él (seis birdies y dos bogeys) cerrando las puertas en los primeros nueve con un parcial de birdie-birdie-birdie entre el 7 y el 9.

Desde luego, no cabe duda que ha lanzado un órdago a Jim Furyk de cara a su elección para el equipo norteamericano, ahora la pelota está en el tejado del capitán.

’’La idea es seguir jugando así, no bajar el nivel. Si sigo encontrando mi juego y no me salgo de esta dinámica, todo puede ocurrir. Desde luego la idea es seguir peleando en cada torneo’’, comentaba el norteamericano de 24 años.

Por detrás, como decimos, terminó Justin Rose (68), quien estaba más en la pugna por el número 1 del mundo que por la victoria, y en tercer lugar Cameron Smith. En cuarta posición, Hideki Matsuyama, quien parece haberse recuperado de las malas sensaciones que venía atesorando en los últimos meses, donde no había tenido el brillo de antaño.

Dustin Johnson terminó en séptima posición con una vuelta excelente de 64 golpes (nueve birdies y dos bogeys) y demostrando que, cuando quiere, es uno de los mejores, dando una lección sobre el campo y adelantando a Brooks Koepka, quien se quedó a un golpe, para mantener el número 1 otra semana más, y van 77.

Bubba Watson finalizó también séptimo empatado, igual que Rafa Cabrera Bello, excelente con 68 impactos y un liderato provisional en el 11 (siete birdies y un final no tan brillante con cuatro bogeys, tres de ellos en el 13, 15 y 18). No obstante, el canario ha demostrado que quiere (y puede) estar en la Ryder, que llega bien de forma y que puede ser una pieza importante en el equipo. Mañana lo sabremos.

El caso es que de todos sus rivales para el puesto (hay en juego cuatro invitaciones), Ian Poulter, Paul Casey, ¿Sergio García? y Henrik Stenson, él ha sido el mejor tanto en Europa como en Estados Unidos esta semana, y eso debe pesar en la elección; además, se ha metido entre los 40 primeros en el ranking FedEx y todo suma.

Más abajo terminaron Rory McIlroy con un mal día de 70 golpes (-10), Justin Thomas mejorando con 65, su mejor registro (T24), Tiger Woods con 71 y Tommy Fleetwood empatados en el puesto 24, y Jon Rahm, en otra ‘’mala’’ jornada de 70 golpes que le hacía terminar en el puesto 43. Otro playoff donde no es capaz de sacar toda su artillería. Veremos en el siguiente.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs