MENÚ
jueves 15 noviembre 2018
04:37
Actualizado
  • 1

Matt Wallace corona su juego en el complicado desenlace alemán

Al final, el entramado desenlace del BMW International Open ya tiene un dueño, el inglés Matt Wallace, quien ha podido superar la igualdad que había al comienzo de la jornada y a algún que otro aspirante sorpresa

  • Matt Wallace
    Matt Wallace

Tiempo de lectura 2 min.

26 de junio de 2018. 13:17h

Comentada
Golf Confidencial (@golfcom).  26/6/2018

ETIQUETAS

Era muy difícil vaticinar qué jugador podía hacerse con este BMW International Open, toda vez que con 18 hoyos por delante, había seis jugadores empatados en el liderato y 16 en dos golpes, cualquier cosa podía pasar.

Sin embargo, poco a poco se fueron cayendo todos, unos por presión, otros por errores, y únicamente quedó uno, Matt Wallace, quien con una ronda de 65 impactos (siete birdies) sin un solo error, se hacía con el torneo. El británico ha tenido un rendimiento excepcional, con solo cuatro bogeys en 72 hoyos y un doble bogey, muy pocos fallos y un golf muy incisivo.

Eso sí, tuvo que apretar pues desde muy atrás llegaba como un cohete Thorbjorn Olesen, recuperando 40 posiciones con una ronda espectacular de 61 impactos (eagle y nueve birdies, cuatro en los últimos cuatro hoyos) para quedarse a solo uno de forzar el desempate, lo que hubiera supuesto un magnífico premio para él. Lástima que encontrara la inspiración tan tarde.

Segundo título de la temporada, pues, para el británico, quien no hace ni un mes se llevó a casa el Open de Italia, por lo que de momento está cosechando un buen bagaje esta temporada. El aspecto positivo para él y negativo para los nuestros es que el triunfo le mete de lleno en el British Open al tiempo que deja fuera a Adrián Otaegui, por poco, pero fuera.

En cuanto a los españoles, decir que tanto Nacho Elvira (65) como Sergio García (68), lograron rebajar sus números y terminar con mejor sabor de boca respecto al día anterior. Elvira firmaba su mejor tarjeta tras tres días por encima de 70 golpes y se metía entre los nueve mejores empatado, al tiempo que el de Borriol también lograba bajar de 70 impactos por vez primera en el Golf Club Gut Laerchenhof y hacía un top 12.

Gonzalo Fernández Castaño terminaba igualmente con 68 impactos (T33), idéntico puesto al logrado por Jorge Campillo, solo que este finalizaba la cuarta jornada con 72 golpes. Adrián Otaegui, también con 72, caía hasta el puesto 56.

@golfcom / Golf Confidencial

Últimas noticias