Tenis

Tenis

La incertidumbre de Kyrgios sobre su presencia en el Open de Australia 2024

El australiano sigue recuperándose para volver cuanto antes

Nick Kyrgios durante uno de sus últimos partidos
Nick Kyrgios durante uno de sus últimos partidosDPA vía Europa PressDPA vía Europa Press

Nick Kyrgios aún no está disponible por sus lesiones. El australiano solamente disputó un encuentro en este año y tiene la voluntad de volver cuanto antes a las pistas. Tras ser finalista en Wimbledon 2022, el destino le tenía preparado el reto de afrontar una situación difícil repleta de recaídas. El desgarro en uno de sus meniscos propicia que sus puntos en el casillero desaparezcan y que algunos aficionados ya le hayan perdido la pista por completo.

Pero hay rumores que apuntan a que no va a estar preparado para la gran cita en Melbourne durante el mes de enero. Ahora bien, Craig Tiley, director de Tennis Australia, se pronunció al respecto. "He hablado con Nick y me ha transmitido que va a hacer todo lo posible por competir. Sé que va a estar en el torneo, aunque no pudiera jugar apoyaría el evento y desempeñaría algún rol. Todos queremos que juegue, pero él debe cuidar su cuerpo y asumir que esta cita no es la única del calendario", afirmó en FOX.

"Llevo casi 10 años en el circuito y es fantástico mantener ese fuego interno necesario para luchar por todo. No siempre ha sido así, he pasado por etapas en las que no estaba motivado, así que espero poder vivir un 2024 sin lesiones que me impidan hacer mi tenis. Sé que tengo lo necesario para poder optar a ganar títulos de Grand Slam, solo necesito tiempo y paciencia para volver a desplegar el nivel de tenis que mostré en 2022. Si no sintiera que aún tengo cosas por hacer y motivación suficiente, colgaría la raqueta", dijo Kyrgios.

"Hay que ir día a día, todavía queda tiempo. Intenté volver antes de lo que era aconsejable y sentí dolores. Me centré mucho en hacer una buena rehabilitación, tuve diversas opiniones de expertos a los que no había consultado, y he hecho una gran mejoría desde que me operé. Mi cuerpo todavía anda algo descompensado, así que tengo que tener paciencia y confiar en el proceso. Necesito llegar a un punto en el que tenga plena confianza en mi cuerpo", zanja el australiano.