Jorge Messi, desvinculado de la trama de blanqueo

La Guardia Civil y las autoridades colombianas han dado por cerrada su operación contra una red de narcotráfico, desvinculando a Jorge Messi, padre del delantero del Barcelona

La Guardia Civil y las autoridades colombianas han dado por cerrada su operación contra una red de narcotráfico que organizaba eventos deportivos y conciertos --algunos en España-- para blanquear el dinero procedente de sus actividades ilícitas, desvinculando a Jorge Messi, padre del delantero del FC Barcelona Leo Messi.

Entre esos actos destacan partidos benéficos protagonizados por el delantero azulgrana y otros jugadores del FC Barcelona, pero desde el Instituto Armado han informado a Europa Press de que no se investiga la participación del astro argentino, ni de su padre ni de ningún otro jugador del equipo azulgrana en la trama.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil lleva a cabo una investigación en torno a una red de narcotráfico afincada en Colombia que blanqueaba su dinero procedente de la droga organizando eventos benéficos y conciertos, algunos de ellos en España, han confirmado a Europa Press fuentes de la investigación, que han señalado que Jorge Messi, padre de Leo Messi, no tendría conocimiento aparente de que algunos partidos cuyo protagonista era su hijo, así como otros futbolistas que juegan en España, servían para este propósito.

Según publicó este lunes el diario 'El Mundo', Jorge Messi está siendo investigado por la UCO desde hace meses en relación a esta trama, que en su caso se haría en los partidos benéficos 'Amigos de Messi' y con una comisión para el padre del futbolista azulgrana.

Sin embargo, las fuentes consultadas por Europa Press consideran que a la luz de las primeras investigaciones y a juzgar por las declaraciones recabadas hasta ahora, la Guardia Civil cree que el padre del jugador figura en la investigación como representante de su hijo a la hora de gestionar su presencia en estos partidos, pero sin conocimiento aparente de que servían a la trama para blanquear dinero.

El juez de Instrucción número 51 de Madrid, Eduardo López Palop, ha abierto diligencias de investigación por un delito de blanqueo de capitales relacionado con una red de narcotráfico, han informado a Europa Press fuentes jurídicas. La investigación se abrió hace unas semanas a instancias de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO). Las mismas fuentes han destacado que por ahora ningún imputado o testigo ha sido puestos a disposición judicial.

La Guardia Civil sí que ha tomado declaración a algunos compañeros de Messi que participaron en esos encuentros benéficos celebrados en varios países americanos. En este sentido, 'El Mundo' cita a Dani Alves, José Manuel Pinto y Javier Mascherano, así como al propio delantero argentino, pero todos ellos han declarado no tener conocimiento de que la empresa organizadora estaba relacionada con el narcotráfico y han sostenido que prestaron su imagen para esos partidos como hacen con otras causas benéficas para las que son reclamados.

Las diligencias han sido declaradas secretas

Las diligencias, abiertas para dar cobertura legal a las actuaciones de la Guardia Civil han sido declaradas secretas. Además del padre del jugador Messi, el magistrado investiga a otras personas dentro de este supuesto entramado.

El pasado verano se celebró una gira de cuatro partidos de 'Amigos de Messi', en Lima (Perú), Chicago y Los Angeles (Estados Unidos) y Medellín (Colombia), pero fue un concierto celebrado en el estadio Vicente Calderón la causa de que la fase inicial del caso haya recaído sobre el Juzgado número 51 de Madrid.

Según el rotativo, el papel de Jorge Messi en esta trama sería el de intermediario para la colocación de entradas de 'Fila 0' en estos eventos, vendidas a gente que quiere colaborar con la causa benéfica, pero no acudir en directo al partido o concierto. Ahí sería donde los narcotraficantes blanquearían el dinero, y donde el padre del jugador tendría una comisión "entre un 10 y un 20 por ciento"del capital blanqueado.

Este es un nuevo asunto que afecta a la familia de Messi. El jugador y su padre ya tuvieron que declarar en un juzgado de Gav (Barcelona) el pasado mes de septiembre por un presunto fraude fiscal

a Hacienda de cuatro millones de euros entre los años 2006 y 2009 correspondientes a sus derechos de imagen. No obstante, la investigación apunta igualmente al progenitor y el delantero azulgrana ya abonó 10 millones de euros a la Agencia Tributaria para evitar ir a juicio.