Deportes

La contundente respuesta de Djokovic a Simone Biles

El tenista serbio, favorito para llevarse el oro en tenis en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ha hablado de la presión y cómo llevarla

Los serbios Nina Stojanovic y Novak Djokovic en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020
Los serbios Nina Stojanovic y Novak Djokovic en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 FOTO: EDGAR SU REUTERS

Simone Biles ya ha dejado huella en estos Juegos, en del deporte y en la sociedad. Una huella más profunda que una medalla. Ha abierto la puerta a que la salud mental deje de ser algo secreto o de lo que avergonzarse. La ha puesto en el tablero y ha hecho que se se hable de ella.

Los deportistas cuidan su físico, pero hace tiempo que también cuidan su cabeza, la presión de todo el mundo mirándoles es otro reto, quizá más complicado.

“La presión es un privilegio, amigo mío”, aseguró Djokovic en respuesta a la pregunta de un periodista después de ganar sus dos partidos en el Parque de Tenis de Ariake el miércoles, tras ganar al español Alejandro Davidovich y luego formar equipo con su compañera Nina Stojanovic para otra victoria en la ronda inicial de dobles mixtos.

“Sin presión no hay deporte profesional”, añadió Djokovic. “Si aspiras a estar en la cima del deporte, es mejor que empieces a aprender a lidiar con la presión y a sobrellevar esos momentos, en la pista pero también fuera de ella”, insistió-

Djokovic, que ya ha ganado el Abierto de Australia, el Abierto de Francia y Wimbledon este año y necesita el título de los Juegos de Tokio y el trofeo del Abierto de Estados Unidos para completar un Golden Slam, dijo que ha aprendido a lidiar con todas las expectativas.

“Todo ese ruido y todo ese alboroto es lo que, no puedo decir que no lo vea o no lo oiga, por supuesto que está ahí, pero he aprendido, he desarrollado el mecanismo de cómo lidiar con ello de tal manera que no me impondrá su destrucción. No me desgastará”, dijo Djokovic. “Siento que tengo suficiente experiencia para saber cómo entrar en la pista y jugar mi mejor tenis”.

Djokovic luchó más con la presión mental al principio de su carrera, cuando no ganaba tanto como sus rivales de siempre, Roger Federer y Rafael Nadal. Este mes ganó el título de Wimbledon para igualar a Federer y Nadal con su 20º Grand Slam.

“Por supuesto. Es normal”, dijo Djokovic. “Nadie nace con esas habilidades. Esas habilidades vienen con el tiempo”.

La tenista Naomi Osaka y la gimnasta estadounidense Simone Biles están entre los olímpicos que han hablado abiertamente de sus problemas de salud mental.

La única medalla olímpica de Djokovic fue el bronce en individuales de sus primeras participaciones olímpicas en los Juegos de Pekín 2008. Luego perdió ante el argentino Juan Martín del Potro en sus dos siguientes Juegos: en el partido por la medalla de bronce de 2012 y en la primera ronda de los Juegos de Río de Janeiro de 2016.

“Río fue (una) derrota muy dura para mí”, dijo Djokovic. “Llegué a Río también como gran favorito, ganando cuatro de los últimos cinco Grand Slams, número 1 del mundo. Así que conozco esa sensación; es una sensación parecida ahora. Pero soy un jugador más experimentado; sé mentalmente lo que tengo que hacer y cómo trabajar las cosas dentro y fuera de la pista para sentirme lo mejor posible”.