Deportes

Lopera podría adquirir el Extremadura

El sobrino de Lopera, a través de la sociedad de su tío, podría salvar al Extremadura.

El ex presidente del Real Betis Manuel Ruiz de Lopera.
El ex presidente del Real Betis Manuel Ruiz de Lopera.

Francisco Javier Páez Ruiz, sobrino del que fuera presidente del Betis y director ejecutivo del grupo Ruiz Lopera S.A. habría mantenido varias reuniones en Madrid y en Sevilla con el presidente del Extremadura, Manuel Fraganillo. Su intención sería negociar la compra del club o entrar en el accionariado como inversor.

El Extremadura milita actualmente en la 1ª RFEF y está a un paso de la liquidación. De momento podrá jugar ante el Real Unión de Irún, por lo que el sobrino de Lopera deberá acelerar las negociaciones si quiere salvar al equipo antes de que éste sea descalificado.

Según la Cope, han sido precisamente las negociaciones las que han frenado a la jueza de lo Mercantil de liquidar que iba a liquidar el club de Almendralejo por las deudas económicas contraídas y ante la falta de inversores.

La conexión entre Lopera y el Extremadura

Cabe señalar que Manuel Fraganillo compró todas las acciones del Extremadura hace apenas un año a Luis Oliver, el mismo empresario al que Lopera le vendió en su día las acciones del Betis.

Clemente y el día en que fue despedido por Lopera

Recientemente, Javier Clemente recordó la época de Lopera como presidente del Betis. “Llegué al Betis cuando iba último (séptima jornada de la 98-99). Acabamos undécimos. Le dije a Lopera: ‘No hemos pasado apuros, no se queje’. Y él: ‘Teníamos que entrar en UEFA’. ‘Milagros no puedo hacer. Hay que fortalecer algo la plantilla’. Respondió: ‘Usted no va a seguir’. Al año lo vi: ‘Don Manuel, trajo a Griguol, hizo cinco fichajes, gastó un montón de dinero y bajaron a Segunda’. ¿Y sabe qué me dijo? ‘Me equivoqué, no te tenía que haber echado’. Aquel Betis era bonito, con Finidi, Alfonsito, Oli, incluso Denilson, buen jugador aunque un poco mamón, Benjamín, Merino, Alexis... Pues bajaron. Usted dice que soy resultadista... Me gustan mucho las gracias, pero en el fútbol profesional si no eres resultadista, eres un imbécil porque nos pagan para sacar el mejor resultado”, justificó el vasco.