FC Barcelona

Memphis Depay comparte por error una fotografía de Piqué desnudo

Un descuido de Memphis Depay hizo que mostrase por error a Piqué desnudo en un vídeo.

Ronald Araujo y Gerard Piqué.
Ronald Araujo y Gerard Piqué. FOTO: PABLO MORANO REUTERS

Después de que el Barcelona se impusiese a Osasuna en el Camp Nou, el delantero del conjunto azulgrana publicó un vídeo de la celebración en el vestuario. De lo que no se percató Memphis Depay era que en él mostraba a Gerard Piqué desnudo.

En primer plano, y junto al holandés, se veía a Dani Alves en un vídeo que tituló como ‘mucho flow’. Tras Memphis Depay aparecía Gerard Piqué poniéndose un pantalón. Curiosamente, el defensor cumplió 600 partidos con la camiseta del Barcelona.

Memphis Depay muestra por error a Piqué desnudo.
Memphis Depay muestra por error a Piqué desnudo. FOTO: @MemphisDepay

La victoria del Barcelona frente a Osasuna

El Barcelona mantiene su velocidad de crucero en LaLiga Santander y el domingo encadenó su cuarta victoria en la competición con una goleada ante Osasuna (4-0), que sucumbió desde el primer minuto a la exhibición de su rival en el Camp Nou y que apenas se acercó con peligro a la meta defendida por Ter Stegen.

El Barcelona, con medio equipo nuevo respecto al que no pudo pasar del empate a cero ante el Galatasaray, resolvió con presteza. Y antes de la media hora ya había anotado tres goles que dejaban sentenciado el duelo.

Los dos primeros, obra de Ferran Torres, quien transformaba un penalti de Nacho Vidal sobre Gavi y, siete minutos después, batía de nuevo a Sergio Herrera colándole el balón por debajo de las piernas tras recibir una asistencia magistral de Dembélé.

El imprevisible extremo francés, esa especie de ‘Dr. Jeckyll y Mr. Hyde’ futbolístico, también regalaría el tercero, esta vez con un centro preciso desde la derecha que Aubameyang cazaba en el primer palo.

Sergio Herrera desvío a córner el cuarto que Dembélé a punto estuvo de marcar en jugada personal, pero a falta de un cuarto de hora, un recién ingresado Riqui Puig no perdonaba el 4-0.