Fútbol

Cañizares habla sobre Beckham y la homosexualidad en el fútbol

Hablando de homosexualidad, metrosexualidad y fútbol, Cañizares dijo que él se pintaba las uñas antes que Beckham.

Santiago Cañizares
Santiago Cañizares en Encuentros Inesperados. FOTO: La Sexta

El que fuera portero del Real Madrid y del Valencia participó en un debate televisivo en el que se habló de la masculinidad. En él Santiago Cañizares habló sobre la homosexualidad en el fútbol y también sobre David Beckham.

Me cuesta mucho entender que en la liga española no haya ningún jugador gay”, dijo la presentadora de Encuentros Inesperados, Mamen Mendizábal. “Yo digo: No debe haber muchos porque no me he percatado a lo largo de mi carrera de que haya ninguno”, comentó primeramente Santiago Cañizares. “Creo que el fútbol es un sector donde los gays han decidido no entrar”, añadió.

Cañizares, Beckham y la homosexualidad en el fútbol

Mamen Mendizábal habló entonces de David Beckham: “Tuvo que venir David Beckham para enseñarnos lo que era ser metrosexual. Hasta entonces, cuidarse, en términos masculinos, parece que estaba asociado con ser gay”. A esto, Santiago Cañizares respondió: “Una vez, Beckham se pintó las uñas de los pies, pero yo en el 98 ya lo hacía”.

Evra habla de la homosexualidad en el fútbol y alude a Fernando Llorente

Recientemente era Patrice Evra el que en su autobiografía ‘I love this game’ hablaba de la homosexualidad en el fútbol y de Fernando Llorente, con el que coincidió en la Juventus.

Según Patrice Evra: “Debería haber más libertad de expresión sobre el tema de la homosexualidad. En todos los clubes en los que he jugado, había una media de dos jugadores homosexuales. ¿Por qué no salieron? Porque si lo hacían, su carrera estaba acabada”.

Para explicar por qué la homosexualidad es un tema tabú en el fútbol, el galo no dudó en hablar del día en el que Fernando Llorente loró en un avión: “Eso no significaba que Fernando no estuviera preparado para luchar en un combate. En el fútbol, no puedes mostrar debilidades o diferencias, de lo contrario parecerás vulnerable. Hay una masculinidad tóxica. No nos damos cuenta del daño que hace a la salud mental de los jugadores. Sobre todo porque utilizamos constantemente el vocabulario de la guerra, comparando los partidos con las batallas”.