MENÚ
lunes 11 noviembre 2019
13:25
Actualizado

Lenglet y Umtiti, vidas cruzadas

Hoy, Slavia-Barça. Clément se ha hecho fuerte como titular al lado de Piqué, mientras su compatriota se volvió a lesionar

  • Lenglet, en conferencia de prensa
    Lenglet, en conferencia de prensa /

    Petr David Josek / AP FOTOS

Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

22 de octubre de 2019. 23:11h

Comentada
Francisco Martínez.  Madrid. 22/10/2019

«Sé que hay mucha competencia, pero vengo a jugar el máximo de partidos posible», aseguró Clément Lenglet en su presentación con el Barça, en el verano de 2018. Era un fichaje para presionar a Piqué y Umtiti, la pareja de centrales que parecía que iba para largo en el conjunto azulgrana, pero en poco tiempo su papel ha ido creciendo, al mismo ritmo que ha bajado el de su compatriota. Umtiti fue titular también con Francia durante el Mundial de Rusia en 2018 en el que se proclamaron campeones y en el que no fue convocado Lenglet, que estaba en la puerta de espera tanto en su club como en la selección. Ahora le ha superado en ambas. Le llegó la oportunidad y la aprovechó....

La rodilla izquierda y su empeño en no operarse han sido una cruz para Umtiti. Tiene el cartílago dañado y por eso el curso pasado estuvo 126 días de baja que Lenglet aprovechó para hacerse con el puesto y no soltarlo. Según los expertos, la intervención quirúrgica es el mejor modo de acabar con el problema en su articulación, aunque le haga estar parado más tiempo de golpe, pero él ha preferido hacer tratamientos conservadores. El septiembre pasado, además, sufrió una fisura en el segundo metatarsiano del pie derecho. Otro contratiempo. Umtiti reapareció el pasado fin de semana ante el Eibar y mostró un buen tono... Pero volvieron los problemas en la rodilla izquierda maldita durante el último entrenamiento y se ha quedado fuera de la convocatoria para el partido de Praga.

«No es grave, es un golpe», dijo sobre su amigo Lenglet, que hoy volverá a compartir titularidad con Piqué después de que el canterano se perdiera el último duelo por sanción. «Me siento cómodo con el míster y con la gente del club, pero puedo dar más. Tengo 24 años y puedo crecer», aseguró el ahora titular indiscutible francés, que suele ver sus partidos repetidos para corregir errores. Su peso en el equipo ha aumentado en el campo y fuera. Este verano ha tratado sin pudor, en una entrevista a «RAC-1», todos los temas calientes que han rodeado a la entidad, como el de Neymar («Por fin acabó»), el de Griezmann («Se equivocó con lo de “La Decisión”») o de la pretemporada («No nos ha ayudado»). Hasta los rivales se fijan en él: «Lenglet es perfecto, muy fuerte», aseguró Trpisovsky, técnico de Slavia. El defensa dio ante el Eibar su primera asistencia del curso. «Es un plus, pero lo que más me gusta es que no encajamos», dice él.

Últimas noticias