Baloncesto

NBA

El mejor Santi Aldama

El ala-pívot se ha convertido en una pieza clave de los Memphis Grizzlies y cuaja su mejor partido en la derrota ante los Celtics

Aldama se dispone a anotar eludiendo la defensa de Porzingis
Aldama se dispone a anotar eludiendo la defensa de PorzingisKAREN PULFER FOCHTEFE

Un esguince en el tobillo derecho impidió a Santi Aldama jugar los seis primeros partidos de la temporada con los Memphis Grizzlies. Debutó el 6 de noviembre ante los Trail Blazers y en una semana se ha convertido en el mejor jugador de la franquicia del estado de Tennesse. La pasada madrugada en la derrota ante los Celtics (100-102) el ala-pívot protagonizó su mejor partido en las tres temporadas que lleva en la NBA. Aldama se fue hasta los 28 puntos (11/27 en tiros de campo y 6/15 en triples), 12 rebotes, 6 asistencias y 2 robos en 39:11. Tuvo el triple para ganar el partido a falta de cuatro segundos para el final, pero no pudo culminar un partido heroico. Los Grizzlies no saben todavía lo que es ganar un partido como local esta temporada (0/6) y ocupan la antepenúltima plaza de la Conferencia Oeste con 3 victorias y 10 derrotas, el mismo balance que los Blazers y los Spurs de Wembanyama.

El tercer curso de Aldama en Memphis no empezó bien. A su lesión se sumaron las bajas de dos de los jugadores más importantes de la plantilla. El polémico «all-star» Ja Morant pagó sus deslices con las armas de fuego con una sanción de 25 partidos lo que le hará perderse casi un tercio de la temporada. La otra ausencia es la del referente en el juego interior, el neozelandés Steven Adams, que está lesionado para toda la temporada. Ante los Celtics tampoco estuvo el ex de Boston Marcus Smart así que Aldama tuvo que dar un paso al frente. Acaparó muchísimo balón en ataque, lanzó más que nunca y fue una amenaza constante para la defensa de los Celtics. «Es un jugador muy dinámico. Puede hacer muchas cosas porque amenaza por fuera, ataca el aro y genera juego. Que esté en el quinteto titular nos da más tamaño, más versatilidad y también nos ayuda en defensa. Tiene un baloncesto ganador», asegura Desmond Bane, la otra referencia del equipo.

El pasado Campeonato del Mundo con España sirvió para que en Memphis asumieran que el potencial de Aldama era bastante superior que el que habían aprovechado hasta ahora. «En Memphis el rol de Santi es estar en una esquina y esperar que le llegue el balón e intentar convertir los triples abiertos. En la selección se trata de involucrarlo más, utilizarlo con un rol más ambicioso a la hora de acciones que pueda tener en sus manos», aseguraba Sergio Scariolo en LA RAZÓN antes del torneo en el que fue uno de los mejores jugadores de España. Y ese Aldama es el que se está viendo en la última semana en los Grizzlies. Al partido ante los Celtics hay que sumar su actuación en la victoria ante los Spurs (17 puntos y 10 rebotes) y los 24 puntos que anotó en la cancha de los Lakers. La importancia de Aldama en los Grizzlies queda reflejada en un apartado estadístico: es el jugador de la NBA que más ha subido en porcentaje de uso de balón en relación a la pasada temporada.

«En cuantas más posiciones pueda jugar es mejor para el equipo. El entrenador y los compañeros confían en mi. Yo creo en mi tiro y en mi juego y todos los demás también lo hacen», aseguró Aldama después de su noche más brillante. Y todo eso siendo sólo el décimo cuarto jugador en salario de toda la plantilla con 2.194.000 dólares.