MENÚ
martes 18 junio 2019
04:46
Actualizado

Morata: "Hasta que he visto que no lo anulaban, no lo he celebrado"

El delantero esperó antes de celebrar su tanto contra el Villarreal después de haber marcado otros partidos y que los anulara el VAR

  • El delantero del Atlético de Madrid Álvaro Morata celebra con Griezmann su gol
    El delantero del Atlético de Madrid Álvaro Morata celebra con Griezmann su gol /

    Emilio Naranjo / EFE

Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

24 de febrero de 2019. 18:08h

Comentada
R. D..  Madrid. 24/2/2019

"Hasta que no he visto que todos los árbitros no lo anulaban no lo he celebrado bien", dijo Morata después del partido contra el Villarreal. Ya había hecho dos goles como rojiblanco, en dos partidos importantes, contra el Madrid y contra el Atlético, y los dos fueron anulados por el VAR. No tenía suerte con los colegiados. Ayer cambió: marcó y puso por delante a su equipo, lo que siempre persigue Simeone. Se llevó la mano al oído como dando entender el gesto del árbitro cuando consulta con el VOR, el estudio donde se analizan los goles. Pero esta vez su buen remate era del todo legal.

Con su tanto, el Atlético continúa la persecución del Barcelona: "Es díficil, el Barcelona es un grandísimo equipo, pero vamos a pelear hasta el final", continuaba Morata. Después de él, en la segunda mitad, ya al final, después de que el Atlético se echara hacia atrás, marcó Saúl el tanto definitivo. "Es un golazo, es un crack. Si jugamos como lo sabemos va a ser difícil que nos ganen", explicaba Morata.

"Es un gol que necesitaba él y nosotros", dijo Simeone. "Estábamos en la duda de gritarlo o no. Va creciendo, el equipo lo necesita", continuó el entrenador, que luego le cambió por Diego Costa

El Villarreal mostró su mejor cara después del descanso, adelantó líneas y obligó al Atlético a replegarse. "Veníamos a un campo complicado. Hemos estado en el partido hasta el gol de Saúl, en la segunda parte hemos ido a por el empate", explicaba el guardameta Asenjo. También es verdad que los de Simeone viven cómodos cuando se echan atrás. El Villarreal pensaba que dominaba, pero estaba jugando en el alambre al dejar mucho sitio atrás. "Veníamos de una línea muy positiva", continuaba Asenjo. Teníamos ilusión de rascar algo en este campo tan complicado. "Estamos a un gran nivel, compitiendo y hoy está claro que si metemos alguna que hemos tenido, todo hubiera cambiado".

Últimas noticias