Deportes

Fin del culebrón Maverick Viñales: no volverá a correr con Yamaha, ¿y ahora qué?

El piloto y la marca japonesa han anunciado de mutuo acuerdo la ruptura inmediata del contrato. Maverick se queda sin contrato a no ser que adelante su llegada a Aprilia

Maverick y Yamaha separan sus caminos de manera inmediata
Maverick y Yamaha separan sus caminos de manera inmediata FOTO: MotoGP

El culebró entre Yamaha y Maverick ha llegado a su fin de la manera más radical posible. Los japoneses no perdonan a Viñales su gesto de intentar romper la moto en las últimas vueltas del Gran Premio de Estiria y han decidido que no volverá a pilotar más para ellos. En un comunicado en el que se habla de decisión mutua, Yamaha ha anunciado la ruptura inmediata del contrato que les unía hasta el final de este año.

La relación se rompe ya por la falta de confianza entre ambos y que ya se había recortado en una temporada entera cuando en Assen se hizo oficial que el contrato de dos cursos se quedaría uno, después de dejar sin efecto lo previsto para 2022.

Maverick no encontraba su lugar en la escudería y quería marcharse a Aprilia, así que decidieron separarse al final de 2021. Pero esta solución no ha sido suficiente y el culebrón se prolongó en el GP de Estiria, cuando en las últimas vueltas se supo que Maverick había tenido un pilotaje extraño, intentando llevar al límite de vueltas su motor y forzándolo a pesar de que la centralita le indicaba que cambiara de marcha.

Yamaha anunció que lo bajaba de la M1 para Austria, una semana después, y no volvió a pronunciarse ni siquiera cuando el protagonista tomó la palabra para pedir perdón y reconocer que se había equivocado. NI así se ablandó la escudería, que seguía investigando la telemetría y muy enfadada con Maverick.

Se rumoreó que tampoco le dejarían pilotar en Gran Bretaña, pero no hubo comunicado oficial alguno hasta el que ha confirmado que el contrato vigente todo este año se rompe, de mutuo acuerdo, y que no volverá
vestirse de azul.

“En Assen, Yamaha y Viñales ya anunciaron la decisión mutua de acortar su programa original 2021-2022 y cancelarlo a finales de 2021 y tanto el piloto como el equipo se comprometieron a continuar hasta el final de la actual temporada, con el equipo garantizando todo su apoyo y el piloto dando su máximo esfuerzo para que pudiéramos terminar el proyecto a lo grande”.

“Lamentablemente, en la carrera de Estiria no se terminó bien y, en consecuencia, después de una profunda consideración por ambas partes, se llegó a la decisión de que sería mejor para ambas partes si terminamos la asociación antes”, ha afirmado Lin Jarvis, el máximo responsable deportivo de Yamaha en MotoGP.

“La separación anticipada liberará al piloto para seguir la dirección que elija en el futuro y también permitirá al equipo centrar sus esfuerzos en las carreras restantes de la temporada 2021 con un piloto sustituto, aún por determinar”, agregó el responsable de Yamaha.

“Me gustaría expresar el sincero agradecimiento de Yamaha a Maverick por los buenos recuerdos y el valioso trabajo que ambas partes han realizado durante los cuatro años y medio que hemos pasado juntos y que nos han permitido conseguir ocho victorias, 24 podios y dos terceros puestos en la clasificación general de pilotos de 2017 y 2019″, continuaba Lin Jarvis en el comunicado que finalmente ha sido firmado por las dos partes en busca del fin menos abrupto para ambas partes.

Maverick, agradecido a Yamaha

“Tras nuestra decisión en Assen de separar los caminos un año antes, también se decidió comprometerse a completar la temporada actual con el máximo esfuerzo por ambas partes, pero la carrera de Estiria no resultó como esperábamos, y lamentablemente no terminó bien”, se lee en el comunicado en palabras de Viñales.

“Después de considerarlo detenidamente, ambas partes han acordado que lo mejor sería poner fin a la asociación con efecto inmediato y tengo que estar profundamente agradecido a Yamaha por la gran oportunidad que me ha brindado y agradecido por el apoyo que me han dado durante estos años y recordaré con orgullo los resultados que hemos conseguido juntos. Siempre tendré un gran respeto por Yamaha y le deseo lo mejor”, añadía el piloto.

Ahora Maverick se queda sin contrato para las siete carreras que faltan para el final del campeonato, a no ser que adelante su incorporación a Aprilia, prevista para el 1 de enero de 2022. Es su siguiente destino, donde será compañero de Aleix Espargaró, uno de sus grandes amigos y que ha pedido un poco de comprensión para el de Roses. Al quedar libre podrá empezar a trabajar ya en aspectos técnicos con los italianos, que tendrían que adelantar la firma del acuerdo si quieren que compita ya con ellos este curso o que pueda hacer algunas pruebas.