Deportes

Así es Pedro Acosta, el hijo de pescadores que ha superado a Marc Márquez

El murciano se convierte en el campéon español más joven de la historia y pone en el mapa a Puerto de Mazarrón, donde su familia se ha dedicado siempre a la pesca

Pedro Acosta enseña el cartel en el que se muestra que es campeón del mundo de Moto3
Pedro Acosta enseña el cartel en el que se muestra que es campeón del mundo de Moto3 FOTO: MARCELO DEL POZO REUTERS

A finales de marzo Pedro Acosta era un desconocido para el gran público. Había ganado la Red Bull Rookies Cup, pero su nombre sólo le sonaba realmente a los apasionados que siguen las categorías inferiores del motociclismo y a los expertos. Para el aficionado medio no existía prácticamente hasta que en Qatar firmó un segundo puesto en su primera carrera en el Mundial de Moto3. Bien, podía ser cosa de un día, la suerte del novato que con el paso de los Grandes Premios iría pagando la cuota de no tener experiencia. Y resultó que el murciano ganó la segunda cita de Losail y también la tercera en Portimao, con una remontada espectacular después de salir desde el «pit lane». Repitió triunfo en Jerez y entonces sí su nombre empezó a sonar en todos lados. Estaba haciendo cosas sólo reservadas a los elegidos en su estreno en la categoría y mientras los favoritos al título iban fallando él acumulaba puntos de ventaja en el liderato.

«Tiene algo especial, es muy bueno», confirmaba Marc Márquez, con el que no tardaron mucho en compararlo por el estilo de pilotaje y el atrevimiento sobre la pista. Pasados los meses, el murciano se ha coronado como campeón del mundo de Moto3 a falta de una carrera. No dejó pasar la bola de partido que tenía en Portimao y llegó a su objetivo ganando la carrera.

Y con sólo 17 años, porque el chico en cuestión nació el 25 de mayo de 2004, con lo que no tiene edad para tener carnet de conducir. Su madre se encarga de llevarlo a cada entrenamiento, como ha hecho siempre desde que el niño se enamoró de las motos en el circuito de Cartagena y se dio cuenta de que era bueno. Su padre, su abuelo, su bisabuelo y su tatarabuelo son y han sido pescadores y precisamente del barco de su familia, llamado Peretujo, es de donde ha salido el presupuesto con el que Pedro iba cubriendo etapas en los distintos campeonatos.

Él no quiere saber nada del oficio y parece que ha acertado con la decisión. Va a subir a Moto2 la temporada que viene con la estructura de KTM y su destino lógico en poco tiempo es MotoGP y luchar por el Mundial. Su padre lo explicaba en las cámaras de DAZN: “Nuestro oficio es muy sacrificado y yo quería que mi hijo fuese algo más en la vida. Conmigo ya estaba bien y era el momento de que la siguiente generación dejara la pesca”. Y eso ha hecho Pedro Acosta, que desde pequeño se dio cuenta que se le daba bien la moto y además le gustaba. De la mano de Paco Mármol, su entrenador de siempre en el circuito de Cartagena, ha ido creciendo y jugando al mismo tiempo.