Deportes

Máxima preocupación en Honda por la situación de Marc Márquez

“Está fastidiado. El tema de la vista en lento”, afirma Albert Puig, director de Repsol Honda

Marc Márquez
Marc Márquez FOTO: REPSOL MEDIA SERVICE REPSOL MEDIA SERVICE

La situación de Marc Márquez es una incógnita. No se sabe cuándo volverá o si necesitará pasar por quirófano por sus problemas en la vista. Albert Puig, director de Repsol Honda, se ha referido a la situación en DZAN y ha mostrado su preocupación por la recuperación del piloto.

El director del Repsol Honda, ya avisa que habrá que tirar de paciencia, una vez más. “Marc está haciendo reposo. Lo que leísteis es lo que hay. Tuvo el golpe que se dio cuando tuvo el accidente. En un principio, estaba muy aturdido. Esta semana pudimos tener la confirmación del médico, del cirujano y le dijo que tendría que hacer reposo y ver cómo evoluciona esto porque, evidentemente, el tema de la vista es un tema lento”, indicaba en DAZN.

“Marc siempre está bien. Es un hombre siempre con una actitud positiva ante los problemas, pero, lógicamente, está fastidiado por no poder estar en Valencia ni en el test. Pero también entiende que ese tema se tiene que tratar con delicadeza y en eso está”, añadió.

Esta semana el piloto informó que padecía un episodio de diplopía (visión doble) que se le detectó tras el accidente entrenando en motocross. Marc Márquez no participará en la última prueba de la temporada este próximo fin de semana, ni tampoco en los test de Jerez, programados para el 18 y 19 de noviembre, ya que no está recuperado de la contusión en la cabeza que sufrió la pasada semana mientras se entrenaba, según anunció su equipo, Repsol Honda.

Cuando se estaba recuperando de las molestias en el brazo derecho fruto de la fractura que se produjo en el húmero en Jerez 2020 y las tres operaciones posteriores, al catalán se le ha reproducido la que hasta entonces era la lesión más grave de toda su trayectoria: la visión doble que se produjo el 21 de octubre de 2011 en unos entrenamientos en Malasia.

“La exploración realizada a Marc Márquez tras el traumatismo que se produjo, ha confirmado que el piloto presenta diplopía (visión doble) y ha puesto de manifiesto una parálisis del cuarto nervio derecho con afectación del músculo oblicuo superior derecho. Se ha optado por realizar un tratamiento conservador con controles periódicos para seguir la evolución clínica. Este cuarto nervio derecho es el que ya se lesionó en el año 2011″, explicó el doctor Bernat Sánchez Dalmau, oftálmologo del Hospital Clínic de Barcelona.

Este tipo de dolencias hay que tratarlos con cautela. En el caso de Marc Márquez, el daño es una recaída por un traumatismo orbitario (la órbita es la cavidad donde va el globo ocular y donde están todos los músculos y nervios que mueven los ojos) que en el 2011 ya le produjo la lesión. Los traumatismos pueden dañar los nervios y los músculos de manera directa (rupturas o elongaciones) o por otros mecanismos como isquemia (falta de riego), edema (hinchazón) e inflamación. Generalmente después de un golpe, una vez resuelta la inflamación, la función del músculo y del nervio se recupera con normalidad, pero si se produce fibrosis (cicatrización) o ha habido un daño directo o mucha isquemia, la recuperación puede ser parcial.