Tito Rabat apunta al «Top 10»

El piloto del Reale Avintia está ilusionado con la vuelta al que fue su equipo y con la Ducati. La temporada de MotoGP arranca este fin de semana en Qatar

El piloto del Reale Avintia está ilusionado con la vuelta al que fue su equipo y con la Ducati. La temporada de MotoGP arranca este fin de semana en Qatar

Cuando el próximo domingo se apaguen los semáforos rojos de Losail, los focos de la pista catarí iluminarán el inicio de un nuevo mundial para Tito Rabat. El Campeón del Mundo de Moto2 en 2014 afronta este año una ilusionante temporada en el equipo que le vio debutar, el Reale Avintia Racing. Después de un intenso invierno preparando el arranque del campeonato, el piloto de 28 años ha completado con éxito su adaptación a la Ducati.

-Ya estamos en la semana de la primera carrera del año. ¿Esperaba este momento?

-¡Mucho! Tengo muchas ganas, porque han sido cuatro meses sin carreras. Todo este tiempo hemos estado entrenando, yendo en moto, pero lo que de verdad me gusta son las carreras. Realmente ya lo echaba de menos y ahora ya tengo ganas de que empiece de verdad.

-¿Cómo ha ido el invierno?

-Este año he cambiado un poco mi preparación respecto a años anteriores. Me he ido a vivir a Valencia, así estoy más cerca de la gente de mi nuevo equipo. Ahora voy a entrenar siempre con Bocha (Agustín Escobar), que es el Mánager del equipo, y también con mi preparador físico, Santi (Martínez). Por las mañanas hacemos trabajo de gimnasio y resistencia, con la bici, y por las tardes un poco de moto con mi mecánico Pau (Tortosa). Ha sido un invierno intenso y creo que ha ido muy bien, porque físicamente me encuentro mejor que nunca.

-¿Cómo es tu nueva vida en Valencia?

-Me gusta mucho. Hay muy buen clima, así que durante el invierno he podido entrenar perfectamente. Además, tengo todo lo que necesito a mano, que para mí es muy importante. Hay muchos circuitos, de velocidad, supermotard, motocross, flat track, y zonas para ir en bici. Tengo de todo.

-En sus redes sociales le hemos visto yendo en bici más que nunca. ¿Es su nueva pasión?

-No, no realmente. No soy un adicto, pero es lo que se tiene que hacer si quieres estar bien preparado. El trabajo de resistencia cardiovascular es muy importante para aguantar todo el esfuerzo físico que exige una MotoGP, así que al final es cierto que salgo bastante. Pero tampoco pienso ahora en pasarme al ciclismo; hago salidas “normales”, nada de muchísimas horas. Mi pasión es ir en moto y la bici me gusta, pero es una forma más de prepararme.

-¿Ha podido entrenar en moto?

-Sí, he hecho un poco de todo. Me gusta variar un poco, porque no hay nada que se parezca a la MotoGP, así que he hecho desde motocross y Flat Track, hasta rodar con la 100cc. Me gustan todas las especialidades, pero lo importante es ir con gente que tenga nivel y así poder exigirte al máximo, para obligarte a mejorar.

-Vuelve a un equipo con el que ya pilotó en 125cc y en Moto2...

-Sí, estuve con ellos hasta el año 2011 y al volver ahora me he sorprendido muy positivamente. Es un equipo que ha evolucionado muchísimo y que no tiene nada que envidiar a los otros privados de la parrilla de MotoGP. He notado mucho la profesionalidad con la que se trabaja y se nota el apoyo de Ducati dentro del equipo, porque tenemos tres técnicos siempre con nosotros. Necesitaba un cambio de aires después de dos temporadas bastante complicadas y aquí me encuentro muy cómodo, en un ambiente muy familiar.

-Cómo ha sido su adaptación a la Ducati?

-Ha ido muy bien y estoy muy contento, porque con la Ducati todos los cambios han sido positivos. En todos los circuitos en los que hemos rodado he ido muy rápido, entre uno y dos segundos más rápido que la temporada pasada. De todas formas, lo que cuenta son las carreras, así que habrá que verlo entonces. De todos modos, el ritmo de carrera que tenemos es bueno y nos falta acabar de mejorar tres o cuatro décimas en la vuelta rápida, para estar satisfechos.

-¿Qué es lo que más te gusta de esta moto?

Es una moto muy estable y con una electrónica muy evolucionada. Yo creo que donde más lo voy a notar es en las carreras, porque permite conservar muy bien los neumáticos, así que eso nos tiene que permitir ser fuertes en las últimas vueltas. Además, la potencia del motor nos puede ayudar a clasificarnos mejor en entrenamientos.

-¿Los neumáticos volverán a tener un papel clave esta temporada?

-Seguro ¡espero que sea a favor de la Ducati! Está claro que no se puede hacer un mismo neumático para tantas fábricas distintas, así que lo importante será conocer bien cómo funciona cada compuesto en cada pista y adaptarse lo mejor posible, para ser regulares y evitar errores.

-En la pretemporada han visto un nuevo circuito ¿Qué le ha parecido Buriram?

-Me gustó muchísimo. Me pareció un circuito bastante completo, con algunas curvas lentas y otras zonas enlazadas de curvas rápidas, y me lo pasé muy bien. Junto con Malasia, será uno de los circuitos donde hará más calor, así que será un reto también.

-¿Qué objetivo se marca para 2018?

-Creo que este año tenemos moto, equipo y piloto para terminar las carreras en el Top-10. Todo lo que sea terminar entre el octavo y el duodécimo, para nosotros querrá decir que hemos hecho un buen trabajo. Están los equipos oficiales y habrá mucha igualdad entre los satélites, pero lograr estar ahí sería un muy buen resultado.