MENÚ
lunes 22 julio 2019
22:32
Actualizado

Nadal vuelve a unas semifinales, su límite esta temporada en tierra

El balear superó en los cuartos de Roma a Fernando Verdasco (6-4 y 6-0) en un partido en el que fue de menos a más. Su próximo rival será Tsitsipas, su verdugo en Madrid

  • Nadal devuelve una pelota en el partido contra Verdasco
    Nadal devuelve una pelota en el partido contra Verdasco /

    ETTORE FERRARI / EFE

Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

17 de mayo de 2019. 16:13h

Comentada
Francisco Martínez.  Madrid. 17/5/2019

Fue un Nadal más esforzado que preciso, o al menos uno que fue de menos a más. En los cuartos de final de Roma, supo sobrevivir primero a Fernando Verdasco para luego golpear con contundencia y lograr un marcador de 6-4 y 6-0 que no refleja del todo lo que sucedió en el partido. Principalmente en el primer set se trató de jugar bien los puntos importantes, y Rafa lo consiguió. De las seis pelotas de break que tuvo Verdasco, sólo convirtió una. Fue en el primer juego, pero la ruptura de ventaja la neutralizó pronto Nadal. Con 4-4, el madrileño tuvo un 0-40 que no aprovechó y fue el principio de su final. El número dos del mundo no perdonó al siguiente juego y poco a poco fue cambiando la forma de pegar a la pelota. El partido tuvo la dificultad añadida del viento y el balear comenzó tímido, siendo dominado, jugando esa derecha corta que tira cuando no tiene confianza. Pero según pasaban los minutos y se asentaba en pista se fue alargando sus golpes hasta dominar con margen el segundo parcial. Voló más su drive, sirvió un poco mejor y también con 15-40 y 2-0, cuando Verdasco amenazaba con volver al partido, logró rehacerse y agarrarse a la tierra para superar el mal momento. El rosco final fue fruto de la mejoría de Rafa, ya dominador con sus tiros, y del bajón psicológico de Verdasco.

Llega así Nadal en el Masters 1.000 italiano a las semifinales, su límite tanto en Montecarlo (ante Fognini), como en Barcelona (ante Thiem), como en Madrid (ante Tsitsipas). Precisamente el griego será su próximo rival. Y llegará descansado, ya que no tuvo que disputar su partido de cuartos de final ante Roger Federer. El suizo, de 37 años, se vio obligado a jugar, como resto, dos partidos en la jornada del jueves. El segundo contra Coric fue muy exigente y Federer decidió que no continuaba en el torneo. «Estoy decepcionado de no poder competir hoy. No estoy al cien por cien físicamente y, después de consultar con mi equipo, se determinó que no juego. Roma siempre ha sido una de mis ciudades favoritas para visitar y espero volver el año que viene», aseguró el helvético, que sí tiene previsto estar en Roland Garros tras tres años ausente en París.

Últimas noticias