MENÚ
domingo 23 septiembre 2018
00:11
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

«No sé si alguien lo repetirá»

  • «No sé si alguien lo repetirá»

Tiempo de lectura 4 min.

27 de mayo de 2018. 04:12h

Comentada
José Aguado Kiev. 27/5/2018

Zinedine Zidane no tiene que escarbar mucho en el vocabulario para describir lo que su equipo está consiguiendo con él al frente: «Impresionante». «No tenemos palabras. La verdad es que no me hubiera imaginado ganar tres así, de esta manera, pero es lo que tiene este club, este equipo, que al final, con talento, con trabajo y con ilusión lo hemos conseguido», continuó el entrenador con una sonrisa en la cara. La misma expresión utilizó el presidente, Florentino Pérez: «Estoy empezando a estar un poquito impresionado». Zidane, después de una año de montaña rusa, vuelve a reír el último. «No estoy contento con lo que hicimos en Liga y Copa, pero nos quedamos con lo último. No es fácil lo que están haciendo estos jugadores. Esta plantilla no tiene techo», prosiguió el preparador francés, que no da más valor a la Copa de Europa que conquistó como jugador que a las tres que ha sumado como técnico: «Es una continuidad, me gusta lo que estoy haciendo, me gusta el fútbol y acabo de empezar como entrenador».

Keylor Navas, otra vez importante en una final con su parada a Arnold con 0-0 en el marcador, habló de la «fe», como siempre, como hombre creyente que es. «Nunca la perdimos, siempre trabajamos y le pedimos a Dios mucha salud para llegar lo mejor posible a los partidos. Ya es una realidad y estamos superorgullosos y superagradecidos a la afición y a las familias por estar con nosotros», afirmó el guardameta, que tuvo unas palabras para su colega Karius, y su noche negra: «El de portero es un puesto muy ingrato. Él tiene mucha carrera todavía». Marcelo, mientras, se refería al gen Real Madrid para las grandes citas. El conjunto blanco ya tiene siete Copas de Europa en color, ganadas en siete finales sin derrota. La última que perdió fue en 1981, precisamente contra el Liverpool. Lo de ayer fue una pequeña venganza.

«El Real Madrid siempre sale a ganar en las grandes citas europeas y ahora a seguir. El año que viene, más», desafió Marcelo. «No hay secreto para este equipo. Hay mucho trabajo y mucho talento. Los jugadores son muy buenos, pero detrás hay mucho trabajo. Siempre tiene hambre de ganar y lo han demostrado», prosiguió Zidane. «Ha sido un resultado de más de once jugadores. Hemos logrado algo muy importante, tres títulos consecutivos. Ha sido un final de temporada genial. Nosotros llegamos motivados, preparados y con muchas ganas», fueron las sensaciones de Bale, el gran protagonista del encuentro con sus goles cuando entró en la segunda parte.

«Sin palabras» estaba también Varane, que alabó la capacidad anotadora de sus compañeros. «Es enorme lo que hemos hecho. Aunque es cierto que ayuda tener a estos extraterrestres que meten esos goles en los momentos claves. Es algo extraordinario y hay que saborearlo, pero ya pensamos en la siguiente», dijo el central francés. Y de su «enorme» al «histórico» de Modric. «Es algo increíble. No sé si alguien repetirá esto en el fútbol. Cada título es especial, ganar dos Champions seguidas fue genial, pero esto es histórico», aseguró el pequeño genio del centro del campo madridista. «Recuerdo cuando los Bulls, los Celtics o los Lakers ganaban el título de la NBA tres temporadas consecutivas y se decía que eran dinastías. Ahora a nosotros nos pueden llamar dinastía en fútbol», concluyó el cerebro del Real Madrid.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs