MENÚ
miércoles 16 octubre 2019
12:24
Actualizado

Otro dopado al que pillan y España suma una nueva medalla olímpica

  • Sete Benavides, con el presidente del COE, Alejandro Blanco, y el rey Felipe
    Sete Benavides, con el presidente del COE, Alejandro Blanco, y el rey Felipe /

    Europa Press

Tiempo de lectura 2 min.

12 de junio de 2019. 18:07h

Comentada
F. Martínez.  12/6/2019

Siete años han tenido que pasar, pero el piragüista Sete Benavides ya lo puede decir: "Soy ganador de una medalla olímpica". En concreto, un bronce en C-1 200 en los Juegos de Londres 2012, en los que en un principio había sido cuarto. Pero resulta que uno de los que le superó, el lituano Jevgenij Shuklin, que había terminado segundo, hizo trampas, y le han pillado, según ha desvelado el Comité Olímpico Internacional (COI). Cuando se celebró la prueba, el palista pasó los controles sin problemas, pero las muestras se congelan para poder analizarse porteriormente con método más sofisticados, porque en el mundo del dopaje el ladrón muchas veces va por delante del policía. Y los nuevos análisis han desvelado que el lituano consumió Turinabol, un esteroide anabolizante con el que se gana masa muscular.

El COI ha pedido que los resultados de esa cita se cambien de manera inmediata. Benavides, por tanto, logró el metal se le había escapado tanto en Londres 2012 como cuatro años después en Río 2016, donde también fue cuarto, a sólo 21 milésimas del podio.

Es la tercera medalla que gana el deporte español en Londres 2012 gracias a estos reanálisis, ya que hay que sumarle el oro de Lydia Valentín en halterofilia, cuando había sido cuarta (dieron positivo las tres que la superaron) y el bronce de Ruth Beitia, que había sido cuarta en salto de altura, pero descalificaron a la rusa Svetlana Shkolina. En esos Juegos, por tanto, España alcanzó los 20 metales, igualando el registro de Atenas 2004 y sólo dos por debajo del récord de Barcelona. Son 4 oros, 10 platas y 6 bronces.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs