Piqué manda callar a la afición del Espanyol... y esto es lo que le cantan

"Piqué, cabrón, tu hijo es de Wakaso, Shakira tiene rabo y tú eres maricón", le ha cantado la hinchada “perica”. Piqué ha dicho que si el Espanyol no denuncia los cánticos ofensivos contra él, el club también es responsable

Gerard Piqué hace un gesto mandando callar al público tras marcar gol ante el Espanyol. EFE/Alejandro García

El central del Barcelona Gerard Piqué ha centrado uno de los episodios polémicos en el derbi de liga entre el Espanyol y el Barcelona.

El central del Barcelona Gerard Piqué ha centrado uno de los episodios polémicos en el derbi de liga entre el Espanyol y el Barcelona, en el RCDE Stadium, mandando callar a la afición periquita cuando ha marcado el gol del empate (1-1) en los últimos compases del partido.

Un sector de la afición blanquiazul ha respondido al defensa azulgrana con cánticos ofensivos contra el propio futbolista y contra su pareja: "Piqué, cabrón, tu hijo es de Wakaso, Shakira tiene rabo y tú eres maricón".

Este cántico ya se produjo en el partido de ida de cuartos de final de la Copa del Rey. De todos modos, en este compromiso de liga, la afición blanquiazul no se ha centrado en Piqué, al margen de silbidos cuando ha tocado el balón en algunos tramos, hasta que el central azulgrana no ha celebrado su diana.

En declaraciones a los medios tras finalizar el partido, Piqué ha dicho que si el Espanyol no denuncia los cánticos ofensivos contra él, el club también es responsable.

Piqué ha dicho en este sentido que lo que es una falta de respeto es "que insulten"a su familia, después de que se le haya recriminado que mandase callar a la afición del Espanyol en el RCDE Stadium tras marcar el gol del empate (1-1).

"Que insulten a mi familia es faltar al respecto. Mandar callar a la gente es una cosa del juego. Es lo mínimo que podía hacer después de todo lo que ha pasado", afirmó.

"¿Mi gesto? Falta de respeto es que me denuncien por decir el Espanyol de Cornellá, porque es una obviedad, y no denuncien a su afición por insultar a mi familia. ¿Cuernos? (en la celebración). No hago cuernos. Mandé callar, es lo mínimo que podía hacer", manifestó el jugador azulgrana a la finalización del partido.

Cuando marcó el gol del empate, Piqué mandó callar a la afición del Espanyol poniéndose el dedo índice en la boca. A los pocos minutos, y en una jugada en el campo azulgrana, el españolista Gerard Moreno le hizo una dura entrada que provocó cierta tensión entre ambos y otros jugadores, y que continuó en la entrada al túnel de vestuarios tras el partido, lo que el árbitro Jesús Gil Manzano reflejó en el acta.

"Al finalizar el encuentro, cuando entramos en el túnel de vestuarios, nos encontramos con un tumulto de jugadores, oficiales y personal de ambos clubes, discutiendo entre ellos sin observar ningún tipo de agresión", escribió el colegiado en el acta arbitral del partido en el apartado "otras observaciones".

Sobre la tensión en el partido, Piqué dijo: "Los jugadores siempre tenemos responsabilidad por el juego y por todo lo que pasa. Somos personas, reaccionamos por lo que pasa en el terreno de juego. Hay un límite y si los que mandan, son propietarios del club, no dicen nada, no nos quedaremos callados"

"Siempre que venga aquí seré recibido de esta manera, no es algo que me preocupe muchísimo. A seguir compitiendo para ganar la Liga", añadió el defensa azulgrana, y recordó que el centro de la diana de los insultos de la afición del Espanyol no solo es él, sino su familia.

"Son motivos obvios. Buena parte de la afición no se ha dirigido a mí, sino a mi familia", subrayó.

Asimismo, habló de "sarcasmo"cuando, tras el partido contra el Espanyol en la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey, se refirió al rival como "el Espanyol de Cornellá", localidad donde juega sus partidos, aunque su denominación es RCD Espanyol de Barcelona.

"Es que es muy obvio. Son de Cornellá. Con eso, a lo que me refería era a que (el Espanyol) está cada vez más desarraigado de Barcelona. Tienen un propietario chino, sus consejeros creo que son chinos. Ahora no hace falta que se gasten dinero en todos los periódicos de Cataluña diciendo que no son de China, de España, de Italia o de Tabarnia. Al final son de lo que son", señaló.

"Sé que le dolió (la forma que utilizó para referirse al club blanquiazul). Ya lo sé, pero es que lo que dice la afición duele mucho. Jugué con el sarcasmo e intenté devolvérsela y parece que ha funcionado después que he visto que se han gastado una pasta en campañas", afirmó el jugador azulgrana en alusión a la respuesta que dio tanto el club españolista como el ayuntamiento de Cornellá de Llobregat para responderle.

En una de las últimas acciones del partido, y en el intento de despejar Piqué un balón, Gerard Moreno le cargó con fuerza, lo que significó una falta, lo que provocó un intercambio de reproches con el consiguiente tumulto de jugadores.

Según Moreno, Piqué le recriminó la entrada y se fue a por él. Diferentes jugadores se amontonaron en la derecha del campo españolista hasta que el árbitro pudo hacerse con el control de la situación.

El centrocampista del Espanyol Esteban Granero aseguró después del partido que "cuando quieres que te respeten, primero respeta tú".

El futbolista blanquiazul puso como ejemplo al también barcelonista Andrés Iniesta: "A Iniesta le aplauden allá donde va y eso es por algo. Cada uno es dueño de sus actos. De los actos de Piqué no somos responsables".

Además, Granero se refirió a las palabras de Piqué refiriéndose al club blanquiazul como "el Espanyol de Cornellà". "No discriminamos entre una ciudad como Barcelona o una ciudad pequeña y obrera como Cornellà. Donde haya un perico, de ahí es el Espanyol", dijo el jugador.

Por su parte, el entrenador del Espanyol, Quique Sánchez Flores, ha comentado después del empate contra el Barcelona, en referencia a la celebración del gol del azulgrana Piqué, que "un jugador no puede silenciar a la afición y menos a una como la nuestra".

En este sentido, el preparador blanquiazul ha insistido en que los seguidores pericos "están muy por encima de esto y lo sabrá estar en los próximos días".

En cualquier caso, esta situación no es nueva y ya en el choque de Copa del Rey entre ambos equipos se repitieron los cánticos y los insultos contra la familia de Piqué y éstas fueron sus palabras tras finalizar el partido.