MENÚ
jueves 16 agosto 2018
21:17
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Pita Taufatofua: Atleta de verano, atleta de invierno

El taekwondista abanderado de Tonga en Río llevó la bandera como esquiador en Corea

  • Pita Taufatofua: Atleta de verano, atleta de invierno

Tiempo de lectura 2 min.

10 de febrero de 2018. 02:15h

Comentada
José Aguado 10/2/2018

La cara, junto a esa bandera, sonaba de algo, un recuerdo borroso difícil de situar, en cambio ese torso aceitoso sí que era inconfundible. «En Río hizo un poco de mejor tiempo», decía ayer Pita Taufatofua, que fue la imagen de los Juegos de verano, cuando, como taekwondista, desfiló con la bandera de Tonga, su país, sin camiseta, y con la vestimenta típica. Aquella imagen se hizo viral, graciosa o sexy, pero fue ayer cuando de verdad impresionó al planeta al desfilar, con el mismo atuendo (es decir, con el mínimo atuendo) y con la bandera de su país en los Juegos Olímpicos.

Lo mismo, pero en invierno.

Iban todos los atletas con guantes y abrigos, con problemas aún así para evitar el tremendo frío y Taufatofua se paseó ante el asombró general como si se hubiese equivocado de Juegos y de estación. «No pasaré frío», había dicho antes. «Soy de Tonga, nosotros navegamos por el Pacífico. Esto no es nada». Para alguien que ha tardado unos 16 meses desde que se puso por primera vez en su vida unos esquíes hasta que ha desfilado con los mejores, la verdad es que el frío parece un asunto menor.

En Tonga, en Polinesia, las playas y las palmeras no dejan ver la nieve. El deporte que más se practica es el rugby. Pita lo intentó alguna vez y apenas destacó. Como no contaban con él, tuvo que buscarse la vida en otro deporte. Eso es lo que hay detrás de este abanderado multiestacional: una capacidad para abrir caminos que no parecía que existían. Desde sus problemas económicos de pequeño, cuando compartía habitación con seis hermanos, con su padre agricultor y su madre enfermera, hasta la muerte de su hermana, desde fracturarse la pierna, hasta llegar a unos Juegos de verano. «Necesitaba un desafío. ¿Cuál es el deporte más duro que podía practicar en un solo año?», se preguntó: el esquí de fondo. Dice que tuvo ofertas para ser modelo, incluso para ser actor, pero que eso no le hubiese llenado. Era más apasionante inventarse dos esquís de madera para empezar a practicar en su país.

Se ha pasado el último año compitiendo en pruebas para conseguir la mínima, ha cambiado la musculatura, se ha dejado sus ahorros en hostales baratos y comiendo atún y pasta en los lugares más fríos del planeta para competir. Siempre con dolor. «En el taekwondo el dolor es intenso cuando te golpean, mientras esquías te duele durante una hora. ¿Qué prefieres un dolor largo o corto? Me encantan los dos».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs