Fútbol

Polémica

La polémica comparación de Carlos Herrera entre Ocampos y Jenni Hermoso

El periodista de la Cope ha comentado los tocamientos a Ocampos en el campo del Rayo: "No pido que se ponga a dar campanas...", asegura

MADRID, 05/02/2024.- El jugador argentino del Sevilla FC, Lucas Ocampos (delante), pelea por el balón con el jugador albanés del Rayo Vallecano, Iván Balliu, durante el partido de la jornada 23 de LaLiga EA Sports, disputado entre el Rayo Vallecano y el Sevilla FC, en el Estadio de Vallecas, en Madrid. EFE/Juanjo Martín
Rayo Vallecano - Sevilla FCJUANJO MARTINAgencia EFE

LaLiga confirmó este martes que va a denunciar el gesto obsceno sufrido por su jugador argentino Lucas Ocampos, delantero del Sevilla, este lunes en el partido contra el Rayo en Vallecas ante la Fiscalía de menores, ya que el autor es un menor al que la Policía tiene ya identificado.

La patronal también anunció que va a denunciar ante la Fiscalía de Odio los insultos racistas proferidos en el mismo encuentro contra el futbolista marroquí Youssef En-Nesyri, autor de los dos goles de la victoria de su equipo (1-2), como hace siempre que se producen este tipo de actos ante el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) y la Comisión Antiviolencia.

El Sevilla pidió a LaLiga "que se tomen las medidas oportunas para que no se vuelvan a repetir comportamientos" como el sufrido por su jugador, al que un aficionado del Rayo Vallecano le tocó el trasero con un dedo cuando iba a sacar de banda en el partido disputado en Vallecas.

La imagen del fútbol español ha quedado empañada por eso y es de lo que todo el mundo habla. Hasta Carlos Herrera, que ha asegurado que se presenta a la presidencia de la Federación, también ha hablado de eso: "No es por aligerar el relato del día que tiene que ver muy mucho con la corrupción política desde las esferas gubernamentales de Pedro Sánchez y compañía, pero es que la gente está hablando seguramente del dedo de Vallecas", decía."Anoche fue el partido de Primera División, Rayo Vallecano y Sevilla. El Sevilla respira un poco con esos puntos gracias a los goles de En-Nesyri. El Rayo había empatado y estaban en pleno fragor de la batalla, se produce un saque de banda a favor del Sevilla y Ocampos que es un aguerrido jugador argentino del Sevilla, coge el balón para sacar de banda y tira hacia atrás para coger impulso, buscar una cabeza o buscar un compañero y acaba prácticamente tocando o apoyándose en la valla publicitaria donde están los aficionados del Rayo", describía. "Y estando este hombre con los brazos levantados, la pelota en las manos cavilando a quién le va a pasar el balón, de repente nota algo en la zona rectal, pero una de esas sensaciones que dices madre no puede ser, no puede ser, pero sí era", continuaba.

"Un niño no educado correctamente"

"Resulta que un joven aficionado del Rayo Vallecano lo tuvo mejor idea que introducir su dedo en el culo del futbolista del Sevilla como si fuera un tacto rectal, es decir, un tacto rectal sin que tú lo hayas pedido, sin que estés en la consulta del médico". Y acababa: "Meterle el dedo en el culo a un futbolista argentino, además de carácter como Ocampos, es jugársela mucho, mucho, porque en el guantazo que le podía haber dado era de escala mundial". Herrera recordó lo que le hizo Míchel a Valderrama: "Michel le exploró la zona escrotal. Valderrama se quedó con cara de indignado, pero no respondió con agresividad, cosa que hay que agradecerle porque el proctólogo en este caso era un niñato al que seguramente sus padres no le han acabado de educar correctamente".

 

Ha comparado esto con Jenni Hermoso: "Si esto le pasa una futbolista mujer se monta un pifostio que nos tendría ocupados durante semanas y los límites hay que ponerlos sean hombres sean mujeres. Yo no pido ahora que Ocampos se ponga a dar las campanadas con mi querido Ramontxu este año, pero hombre que no haya tanta diferencia entre el terremoto por el beso de Rubiales y la broma del dedo en el culo a Ocampos. Debe haber un término medio que se respete a las personas y luego decidir si hacemos explotar la indignación social o nos lo tomamos a guasa. En cualquier caso, enhorabuena Ocampos por la reacción que ha tenido y por su reflexión a posteriori", acababa.