"Imposible", así contestó Florentino a Sergio Ramos

Sergio Ramos
Sergio Ramos

Con Sergio Ramos, ahora mismo, en el club observan con tranquilidad los movimientos del central, los rumores que hablan de sus sensaciones y de sus ganas de marcharse y consideran que al final todo volverá a su cauce y que estas son las tensiones habituales de dos partes que están negociando después de un año complicado. Primero fueron sensaciones del central, ahora, según adelantó Jugones, en La Sexta, es que quiere irse, pero a cambio de nada.

Es decir, salir del club del Bernabéu sin que su nuevo club pague la cláusula de rescisión, que son 800 millones, una cantidad firmada para desanimar a cualquier entidad millonaria. Salir sin que nadie desembolsase cantidad alguna ayudaría a que su nuevo contrato, quizá su último contrato deportivo, le valga casi como plan de jubilación porque sin desembolso de traspaso, puede pedir lo que quiera, por ejemplo, esa diferencia de dinero que se ahorra el comprador. Y más, si según La Sexta, se va a marchar a China para acabar su carrera, un país que es generoso a la hora de pagar. "Con Sergio Ramos, no ha pasado nada, no nos hemos reunido en mi oficina y me dijeron que había una oferta de un club chino, pero que no podían pagar transfer. Le dije que eso no podía ser, es imposible que podamos dejar a nuestro capitán que se vaya gratis, fue sólo eso, fue una reunión cordial y no le daría más importancia", ha dicho Florentino Pérez en el Transistor.

A sus 33 años, el capitán es el futbolista mejor pagado de la plantilla, tras la salida de Cristiano Ronaldo y ha estado hablando con el club por su renovación. Acaba contrato en 2021 y como ocurre con todos los jugadores del Real Madrid, un año antes se suele firmar la renovación. Eso es lo que ha pasado con Sergio Ramos, pero las últimas noticias han dado un giro nuevo a esta película.Las relaciones entre el capitán y el club nunca han sido fáciles. Él es un hombre con carácter y siempre ha tenido un gran concepto de sí mismo como futbolista, además de lo que indudablemente ha aportado al club durante los últimos años, con ese cabezazo icónico en la final de Lisboa.

La última vez que se sentaron a negociar fue un tira y afloja ruidoso, sin que ninguna de las dos partes escondiese su enfado y siempre con la posibilidad de abrir la puerta y marcharse al fútbol inglés.Al final, tras muchos meses, llegaron a un acuerdo y Sergio Ramos se convirtió en el capitán aglutinador del vestuario, una pieza clave en las conquistas que llegaron después. Este año, la eliminación de la Champions por el Ajax y la discusión que tuvieron después Florentino y Sergio Ramos no ayudó a tranquilizar el ambiente ni a acercar posturas.

Esto se ve como un proceso más en este nueva fase de negociación. Pero si Sergio Ramos insiste en que se quiere ir, está claro que no va a ser sin recibir nada a cambio.