MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
00:13
Actualizado
  • 1

Sainz, rumbo a McLaren

Correrá con la escudería británica en 2019. Por segunda vez se beneficia de una decisión de Alonso, que confió en él desde el primer momento. En 2020 podrían ser compañeros

  • Alonso ha depositado en Sainz la confianza que no le inspiraron otros españoles que asomaron por la F-1
    Alonso ha depositado en Sainz la confianza que no le inspiraron otros españoles que asomaron por la F-1

Tiempo de lectura 4 min.

16 de agosto de 2018. 02:36h

Comentada
Fran Castro 16/8/2018

ETIQUETAS

La sombra de Fernando Alonso en la Formula Uno es muy alargada. Lleva en este deporte 18 años y en este tiempo, como él mismo dijo en su emotivo video de despedida, «has jugado conmigo y yo también he aprendido a jugar contigo», ha sabido mover los hilos pertinentes para dejar todo bien atado en su momentánea salida de la F-1. Durante estos años algunos españoles asomaron por esta categoría, pero ninguno contó con el apoyo suficiente del asturiano hasta que llegó Carlos Sainz.

El madrileño se curtió en el mundo del karting y en las categorías inferiores de Red Bull con la infame presión que ejerce su responsable del programa de jóvenes pilotos, Helmut Marko. Sainz supo ganarse la confianza de Alonso y su representante, ayudado por su padre, y no sólo lo hizo en el cara a cara, sino también en la pista. Alonso y el madrileño han luchado sobre el asfalto cuerpo a cuerpo y algo debió ver el asturiano para apostar por Sainz. Y esto en la F-1 es complicado. Nadie se casa con nadie. Son pilotos diferentes, Sainz no es el relevo de Alonso ni siquiera su sucesor. Son pilotos diferentes que han coincidido en el tiempo y por segunda vez el madrileño se beneficia de las decisiones de bicampeón.

En 2014, una jugada de dominó terminó con Sainz alcanzando la F-1 cuando estaba condenado a pasar un año más en las World Series o en otra categoría. En ese año Alonso decidió marcharse de Ferrari, en el equipo italiano ficharon a Vettel, esto dejó libre un sitio en Red Bull que ascendió a Ricciardo procedente de Toro Rosso y ese asiento libre lo tomó Sainz meses después de ser rechazado en favor de Verstappen.

Ahora las cosas vuelven a complicarse para el madrileño después de hacer un gran papel en Renault. Sainz está cedido por Red Bull y en la marca gala se cansaron de esperar la decisión de la compañía energética para saber si lo recuperarían para otro equipo o si le liberarían para continuar con un contrato diferente. Pero en este tiempo se les puso «a tiro» Daniel Ricciardo, harto de Red Bull y sin sitio en Ferrari o en Mercedes. La escudería francesa no quiso perder un talento como el australiano y «sacrificó» a Sainz, que tenía y tiene la condición de cedido frente a Nico Hulkenberg, que está realizando una buena temporada a pesar de las carencias del monoplaza amarillo. Con este panorama, Sainz buscó otras opciones en el mercado y desde el primer momento supo de la retirada de Alonso, que pidió a Zak Brown que confiara en el madrileño como piloto para sustituirle.

En los próximos días McLaren hará oficial el fichaje del madrileño por al menos dos años y está por ver quién será su compañero de equipo. La escudería inglesa anda «a tortas» legales con Toro Rosso por contratar a su director técnico, James Key, sin resolver todas sus relaciones contractuales, y ahora el equipo «B» de Red Bull pide contraprestaciones. Quieren a Lando Norris, joven figura de McLaren, para los próximos años y todavía están en negociaciones.

En 2020, igual Fernando Alonso y Carlos Sainz terminan compartiendo box.

Últimas noticias