MENÚ
domingo 26 mayo 2019
00:35
Actualizado

Saltó la valla de Melilla, jugó en un equipo de policías y ahora debuta con España

Thierry Feuteu, nacido en Camerún, debuta el domingo con la selección española de rugby en el partido del Campeonato de Europa contra Alemania

  • Thierry Feuteu, con el Alcobendas
    Thierry Feuteu, con el Alcobendas
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

15 de marzo de 2019. 21:37h

Comentada
Pedro L. Fontaneda.  Madrid. 15/3/2019

Thierry Feuteu parece serio, pero los que lo conocen aseguran que el jugador es cercano y divertido. Puede que esta seriedad se deba a que está concentrado en Alemania con la Selección española de rugby, preparándose para su debut el domingo, partido que lleva esperando toda su vida.

En su país natal, Camerún, se fue dando cuenta de que sobresalía entre sus compañeros y de que quería jugar al rugby toda su vida, por lo que tomó una de sus decisiones más difíciles: dejar su país para jugar a un nivel mayor. Cuando tuvo dinero, con 18 años, un amigo suyo le convenció de ir a Marruecos, donde podría ganar dinero jugando. En teoría. “Fui en coche desde Camerún hasta Marruecos. Pasé por Nigeria, Níger y Argelia” relata Titi, que realizó más de 4.000 kilómetros en su vehículo. Cuando llegó al norte de África, se dio cuenta de que las cosas no eran como se las habían contado: “Al llegar a Marruecos vi que no iba a ganar dinero, me habían mentido”, comenta riéndose.

Si ya es difícil ganarse la vida en España jugando al rugby, en Marruecos es prácticamente imposible. Pero Titi no es una persona que se rinda fácilmente. En ese momento tomó otra decisión, irse a Europa para seguir su sueño. El país europeo más cercano era España, por lo que el jugador decidió saltar la valla de Melilla. “Lo intenté dos veces y me detuvo la Policía marroquí”, cuenta Titi con asombrosa tranquilidad. Al tercer intento al fin lo consiguió. Ya en Melilla corrió hacia el centro de inmigrantes.

Esta odisea solo había comenzado. “Ya en España pasé por varios equipos, empecé en uno de Rugby League, los Griffons” explica. El Rugby League es una modalidad de rugby más rápida al no disputarse los rucks -así se llama a cada lucha de balón en el suelo posterior a un placaje-, se juega con 13 jugadores en vez de 15 y se practica cada vez más. Llegar a España fue el proceso más difícil, pero no todo ha sido simple en nuestro país para Thierry. Su siguiente equipo le hizo pasar miedo, algo que parece no tener cuando coge un oval. “Luego pasé por el Atlético Custodians, un equipo de policías nacionales” cuenta el camerunés con buen humor. “Al principio tenía mucho miedo cuando me di cuenta de que eran policías, porque no tenía papeles. Pero, el rugby es un deporte muy diferente a los demás. Un equipo es como una familia y nos ayudamos entre todos”, termina Titi, que afirma que al contar su historia, sus compañeros le abrieron los brazos. Ha pasado por el Rugby League, por el sevens playa en las competiciones de verano y por la liga universitaria de Madrid, donde jugó de “pufo” -sin ficha, algo muy común en esta liga- hasta que le pillaron.

Tras jugar en el Majadahonda, llegó al Alcobendas, en el que lleva 4 años. En su actual equipo, trabaja día a día para mejorar y ganarse el puesto, “Hay mucha competencia, si no estás en forma vas al banquillo” explica. La División de Honor es, según el pilier “cada vez más dura. Los equipos están subiendo mucho el nivel y eso exige más esfuerzo”. En cuanto a la Selección, el camerunés ve en este partido la oportunidad de oro que siempre ha perseguido. Al relacionarlo con su viaje, Titi explica: “nada es fácil. Si no trabajas no consigues nada y para conseguirlo hay que lucharlo. Hay que estar motivado: no perder la concentración en lo que buscas y echarle muchas ganas. Por ello Titi se ejercita diariamente, tanto en los entrenamientos como por su cuenta. Afirma que ahora el rugby es el centro de su vida y sus relaciones giran en torno a este deporte.

Una jornada espartana curte a nuestros Leones para la victoria. “Por la mañana gimnasio y campo, después de comer una reunión y... más campo” relata el jugador. A las 13:00 -hora española- de este domingo, Thierry, por primera vez representará a España, el país al que vino a buscar una mejor vida y un rugby de mayor calidad. "Para mí todavía es un sueño. Los mejores jugadores de España están aquí y, yo estoy aquí también”, afirma el camerunés. “Hostia... ¿estoy entre los mejores?”, termina entre risas.

Feuteu se ha ganado con esfuerzo el respeto de sus compañeros en todos sus equipos. Es “muy disciplinado y serio, un gran tipo” según cuenta Kike Marín, jefe de prensa de la Federación Española de Rugby. Al pedirle que defina su juego, el camerunés sentencia con seguridad: “Soy un jugador que ataca siempre con la pelota, que golpea fuerte y duro y que siempre lleva a su equipo hacia adelante”. El domingo será la prueba de fuego de Thierry Feuteu, el sueño cumplido de un joven de 23 años con todo un futuro abierto en el rugby patrio. España se juega el liderazgo en el grupo de la clasificatoria para el campeonato de Europa, conocido como 6 Naciones B.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs