Actualidad

¿Se pueden movilizar más de 1.000 o 2.000 policías para el Clásico?

El problema más grave del Clásico del Barcelona-Real Madrid del 26 de octubre es la seguridad. Un evento así mueve un dispositivo de seguridad que exige mucho trabajo y efectivos y ahora mismo gran parte de las Fuerzas de Seguridad están ocupadas en evitar los graves disturbios que queman Barcelona.

Publicidad

Cuando LaLiga hablaba de "causa de fuerza mayor"se refería a que, además de la publicidad independentista que iba a suponer el Clásico con la vista gorda del Barcelona, no estaba claro si ese día se va a poder mantener la seguridad en una ciudad que ahora vive en el caos y también en los dos equipos, en los alrededores del Camp Nou, en las calles adyacentes y durante el traslado de los equipos. Por eso, aunque el Real Madrid piensa que el aplazamiento del choque no es cosa suya, sí piensa que si no se va a garantizar el desarrollo normal de los acontecimientos, es mejor aplazar el choque.

Uno de los clásicos que más se vigiló fue en el otoño de 2015, después de los atentados de París. Se jugó en el Santiago Bernabéu y se tomaron medidas de seguridad históricas: El mayor dispositivo que se ha establecido en un evento deportivo”, según aseguró en su momento Francisco Martínez, el secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez. Se movilizaron 1.100 policías, 1.400 agentes de seguridad privados, además de 122 municipales y unas medidas de seguridad que hasta entonces no se habían dado, como por ejemplo, anillos en torno al estadio que revisaban todos las mochilas y donde se cacheaba a todo el que pasaba.

Sin embargo, los datos históricos duran poco. En diciembre del año pasado, con la final de la Libertadores entre Boca y River, las policías desplegados en el operativo superaron los 2.000, más 1.7000 miembros de la seguridad del estadio.

Un Clásico en la Barcelona actual, ¿cuántos policías necesitaría? Probablemente se acerquen a los números de la Libertadores.

Publicidad