MENÚ
martes 12 noviembre 2019
04:04
Actualizado

Juventus-Real Madrid, Barcelona-Roma y Sevilla-Bayern, en cuartos de la Championes

El Barcelona, el equipo con más suerte en los cuartos, jugará contra la Roma y el Sevilla se mide a uno de los mitos europeos: el Bayern

  • Juventus-Real Madrid, Barcelona-Roma y Sevilla-Bayern, en cuartos de la Championes

Tiempo de lectura 4 min.

17 de marzo de 2018. 00:20h

Comentada
José Aguado Madrid. 16/3/2018

Han pasado ya nueve meses y ha pasado de todo en el mundo del fútbol, pero en la memoria de los madridistas ya está grabada para siempre la segunda parte de la final de Cardiff, cuando el equipo de Zidane pasó por encima de una Juve que parecía temible y se derritió ante el fútbol desplegado por los blancos. El sorteo de ayer de los cuartos de la Champions los ha vuelto emparejar. El Madrid, con las mismas ganas y la necesidad de volver a pasar por encima del rival italiano y seguir soñando con arreglar definitivamente una temporada extraña; la Juve agarrándose a todo lo que puede para darse esperanza. «A dos partidos creo que tendremos alguna opción más, pero sabemos que tendremos dificultades enormes», aseguraba ayer el ex juventino Nedved. Después, las penas: «Jugaremos el primer partido en casa y tendremos a Benatia y a Pjanic sancionados». Es el centrocampista el que más le duele porque es quien tiene que crear el juego del equipo. Allegri, el entrenador, prefería el optimismo: «Se trabaja y se juega para estos grandes partidos. Hay que tomarlo con positivismo, incluso porque el año pasado eliminamos en cuartos al Barcelona. A lo mejor este año ganamos al Real Madrid»

La Juve conserva el bloque de la final, sin Alves ni Bonucci y dependiendo arriba de Dybala y de la fase por la que pase Higuaín. O el delantero al que se le escapan las ocasiones más claras o el futbolista que decide una eliminatoria, como sucedió en la pasada contra el Tottenham. Si alguien piensa que es un equipo menor, basta con mostrarle que no ha perdido desde noviembre del año pasado, en total, 23 partidos consecutivos ganando o empatando. Es la eliminatoria contra el Tottenham la que mejor define al equipo de Allegri: puede ser peor, puede estar acorralado, pero siempre está a tiempo de dar un zarpazo.

El Barça, muy favorito

Nadie lo decía, pero todos los grandes querían a la Roma como rival. Tercer clasificado, a 18 puntos de la Juve, el equipo italiano era, probablemente, el más flojo de los clasificados a los cuartos de final. Tiene un buen portero, el brasileño Allison; a Dzeko como delantero y a De Rossi aún en el centro del campo. El entrenador es Di Francesco, pero la cabeza pensante es Monchi, el director deportivo que se marchó del Sevilla para intentar construir un bloque ganador en la capital de Italia. Pero aún es pronto. «Quizás nos haya tocado el peor rival, pero sólo los mejores llegan a los cuartos de final. Ésta es la eliminatoria, no hay que hablar de buena o mala suerte. Hay que prepararla bien, sabiendo que somos menos fuertes, pero que tampoco somos los peores», explicaba ayer De Rossi. La Roma intenta jugar un fútbol rápido, con velocidad por las bandas, pero el plan contra el conjunto español pasará sólo por un punto: conseguir frenar a Messi para que así aumenten sus posibilidades de pasar.

El Bayern en el Pizjuán

Para partidos como el que le espera el próximo martes 3 de abril quería romper el conjunto andaluz la barrera de los cuartos de final. El Bayern, nada menos, uno de los clubes más míticos irá a Sevilla. «Estamos muy contentos por vivir momentos como éste y jugar partidos a este nivel. Seguro que ellos son favoritos, pero nosotros tenemos que pensar en nosotros. No me gusta hablar de porcentajes, pero cualquier mínima posibilidad es suficiente porque la disfrutaremos y pelearemos», decía ayer Montella. De los españoles, el Sevilla es el que menos favorito parece. El Bayern tienen un problema con la edad, que le resta competitividad. Heynckes volvió al banquillo, pese a estar retirado para calmar un vestuario que no supo congeniar con un maestro de la convivencia como es Ancelotti. A Robben y Ribéry les pesan los años, mientras las lesiones preocupan mucho a los alemanes. Neuer no está jugando por lesión y Thiago y James están recién recuperados. Pero el peso de la historia hace superior a los alemanes.

Problemas de calendario

El Madrid pidió a la UEFA jugar el primer partido de los cuartos el martes para poder disputar la vuelta el miércoles. Antes de ese encuentro, el fin de semana del 7-8 de abril se juega el derbi contra el Atlético. El Madrid quería jugar el sábado para poder descansar, pero los de Simeone habrán disputado la ida de la Europa League el jueves anterior. Lo más probable es que el derbi se juegue el domingo 8 por la mañana. Pero hay una media maratón en Madrid, que se corre por Bravo Murillo, una calle cercana al estadio madridista. No se espera que sea problema para celebrar el partido.

Últimas noticias