MENÚ
domingo 21 julio 2019
10:18
Actualizado

Solari: "El fútbol es ser contundentes y no lo fuimos"

Elogió el partido de su equipo y de Vinicius y Reguilón especialmente, pero lamentó la falta de gol, «que lo es todo».

  • Solari devuelve una pelota que llegó a su zona técnica
    Solari devuelve una pelota que llegó a su zona técnica

Tiempo de lectura 2 min.

28 de febrero de 2019. 03:12h

Comentada
José Manuel Martín 28/2/2019

A Solari le dolía anoche el gol, o más bien, la falta del mismo, después de su primera derrota contra el Barça como técnico del Real Madrid. «El fútbol en muchas ocasiones se reduce a ser contundentes y nosotros no lo fuimos mientras que el rival sí», resumía el argentino con amargura. En la falta de puntería de sus chicos se le fue lo que podría haber sido su segunda final en lo poco que lleva en el banquillo blanco. «Estamos tristes, queríamos seguir en esta competición, hemos caído con honor, hicimos todo lo posible y dejamos toda la energía», insistía el técnico, que había visto llorar a algunos de sus jugadores en el vestuario antes de ponerse frente a los medios.

«Pusimos mucho empeño en la Copa, hicimos un partido serio, creando muchas ocasiones, pero estamos dolidos porque no pudimos pasar», insistía, consciente de que podría haber muchos análisis, pero todo se reducía a uno: el más sencillo y a la vez el más complicado. El Madrid vive su primer final de temporada en mucho tiempo sin la dinamita de Cristiano y ayer echó de menos un poco de la precisión del portugués. Seis remates tuvo Vinicius y catorce el Madrid en conjunto, pero los balones se fueron fuera o al cuerpo y los guantes de Ter Stegen. Los blancos, incluso en opinión de Valverde, fueron mejores en el global, lo que pasa es que hacía falta también un poco de pegada. «Hay que ser contundentes, sobre todo en momentos determinados que pueden hacer cambiar el desarrollo de los partidos. Nosotros pudimos hacerlo en varias ocasiones», confesaba Solari, que alucinaba con las estadísticas: porque el Barcelona hizo tres goles chutando dos veces a portería y una de ellas fue el penalti de Suárez. El segundo gol lo marcó en propia portería Varane para hacer más sorprendentes los números.

En el Madrid pudieron marcar Benzema y Vinicius, aunque el que más cerca estuvo fue Reguilón, con un cabezazo que obligó a volar a Ter Stegen. El chico ocupó el lugar de Marcelo y Solari lo elogió especialmente junto a Vinicius. «Se puede mejorar con el paso del tiempo, pero también entrenándose en los partidos. Los jugadores mejoran también jugando. Mientras más se juega más se aprende», seguía Solari, dispuesto a mirar para adelante, porque queda otro clásico de Liga esta semana y la vuelta de los octavos de la Champions ante el Ajax.

Últimas noticias