Deportes

Naomi Osaka vuelve a derrumbarse entre lágrimas en una conferencia de prensa

La número dos del mundo rompió a llorar cuando la insinuaron que se aprovechaba de los medios para cuestiones ajenas al tenis

Naomi Osaka firma autógrafos en Cincinnati
Naomi Osaka firma autógrafos en Cincinnati FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Naomi Osaka volvía a comparecer ante los medios en una conferencia de prensa telemática después de su fuga en Roland Garros. La ganadora de cuatro Grand Slams se encuentra en el torneo de Cincinnati y su presencia ante los medios incluyo unos momentos de tensión muy desagradables para la mayoría de periodistas asistentes. Osaka confesó en París que comparecer ante los medios le generaba estrés y le estaba provocando problemas de salud mental. Se tomó una tregua, interrumpida por el encendido de la antorcha olímpica en los Juegos y la tercera ronda que alcanzó en Tokio. En Estados Unidos regresaba al circuito y su comparecencia estuvo marcada por su desaparición después de que un periodista local le insinuara que parte de su éxito se debe al apoyo mediático y que se aprovecha de los medios para otros temas ajenos al tenis. Osaka desapareció entre lágrimas y cuando volvió afirmó: “Sólo puedo hablar por mi misma. Desde joven, los medios han tenido mucho interés en mí por cómo juego y, en primer lugar, por ser tenista. Soy diferente a mucha gente y muchas veces no puedo evitar hablar de algunas cosas en Twitter o evitar que haya muchos artículos sobre mí. Sé que es porque he ganado un par de Grand Slams”, comentó. Y luego volvió a romper a llorar.

Su agente, Stuart Duguid, comentó así la tensa situación: “La discusión en el Cincinnati Enquirer es el ejemplo de por qué las relaciones entre jugadores y medios de comunicación son tan tensas en este momento. Todos en ese Zoom estarán de acuerdo en que el tono del periodista estaba equivocado y su único propósito era intimidar. Un comportamiento realmente atroz. Insinuar que Naomi debe su éxito a los medios de comunicación es un mito”.

La número dos del mundo anunció con anterioridad en las redes sociales que donará todas las ganancias que obtenga en el torneo Western & Southern Open a los afectados por el último terremoto en Haití. “Realmente duele ver toda la devastación que está ocurriendo en Haití, y siento que realmente no podemos tomar un descanso. Estoy a punto de jugar un torneo esta semana y daré todo el dinero del premio a los esfuerzos de ayuda para Haití. Sé que la sangre de nuestros antepasados es fuerte, seguiremos luchando”, publicó la tenista. Su padre es de origen haitiano y su madre, japonesa.