Deportes

La WTA suspende los torneos en China por las dudas del “caso Peng Shuai”

La organización que rige el tenis femenino desconfía del aparente buen estado de la jugadora que transmiten los medios estatales chinos

Peng Shuai, el pasado 21 de noviembre en un acto con niños en Pekín
Peng Shuai, el pasado 21 de noviembre en un acto con niños en Pekín FOTO: via TWITTER @QINGQINGPARIS via REUTERS

La WTA ya ha dado el primer paso. La organización que rige los torneos y el circuito profesional del tenis femenino a nivel mundial ha decidido romper sus vínculos comerciales con China. El CEO de la organización, Steve Simon, ha publicado un comunicado en el que anuncia la suspensión de todos los torneos cuya celebración está prevista en el gigante asiático. ¿El motivo? El recelo que despierta la situación de la tenista Peng Shuai. Ésta denunció a un exvicepresidente de su país por abuso sexual y las pruebas aportadas de su situación no han convencido a la WTA. La organización apuesta por la defensa del cumplimiento de los derechos humanos y considera que existen serias dudas sobre la situación y el paradero de Peng Shuai. La WTA no descarta que esté sufriendo censura, coerción e intimidación. “Con apoyo de toda la junta directiva de la WTA, anuncio la suspensión inmediata de todos los torneos WTA en China, incluido el que se disputa en Hong Kong”, afirmó Steve Simon.

Shuai Peng fue hace no muchos años una de las mejores doblistas del mundo. Fue la primera mujer de su país que se convertía en número uno en el circuito de dobles y llegó a ganar Roland Garros en 2014, dos títulos individuales (Tianjin 2016 y Nanchang 2017) y 23 en toda su carrera. Peng, de 35 años, es actualmente la número 191 del mundo y no compite desde antes de la pandemia. Su último torneo fue en febrero de 2020 en Doha.

Peng denunció al ex vicepresidente de su país Zhang Gaoli en la red social Weibo al asegurar que sufrió abusos sexuales. El mensaje duró menos de media hora a la vista del público y según “Le Monde” la tenista estuvo unos días desaparecida. Peng denunció que Zhang Gaoli, con 75 años y uno de los políticos chinos más importantes entre 2013 y 2018, la forzó a mantener relaciones sexuales en dos ocasiones en los últimos diez años. “Las acusaciones de violación afectan por primera vez a un líder de tan alto rango dentro del Gobierno chino. Pero el silencio de la joven desde que se hizo público el caso suscita temores de lo que le haya podido pasar”, según Simon Leplâtre, corresponsal de “Le Monde” en Shangái.

Pues resulta que dos periodistas chinos publicaron unos vídeos de la tenista. “Adquirí dos videoclips que muestran que Peng Shuai está cenando con su entrenador y amigos en un restaurante. El contenido del vídeo muestra claramente que fueron filmadas el sábado, hora de Beijing”, escribió uno de ellos. Otro Hu Xijin, del “Global Times”, asegura que tiene fotos en las que se ve a la tenista en un estado normal. “Hoy he confirmado a través de mis fuentes que estas fotos son del estado actual de Peng Shuai. En los últimos días, se quedó en su propia casa y no quería que la molestaran. Pronto se presentará en público y participará en algunas actividades”.

Steve Simon ya advirtió de la decisión que podía adoptar la WTA: “Alegra ver los vídeos publicados por los medios estatales de China que parecen mostrar a Peng Shuai en un restaurante en Beijing. Si bien es positivo verla, no está claro si es libre y capaz de tomar decisiones y actuar por su cuenta, sin coacción o interferencia externa. Este vídeo por sí solo es insuficiente. Como he dicho desde el principio, sigo preocupado por la salud y la seguridad de Peng Shuai y porque la acusación de agresión sexual está siendo censurada y escondida bajo la alfombra. He sido claro sobre lo que debe suceder y nuestra relación con China se encuentra en una encrucijada“. La encrucijada ha derivado en la suspensión de los torneos de la WTA en China y Hong Kong.