Deportes

Bautista gana al ocho del mundo y España apunta a las semifinales de la ATP Cup

Roberto venció a Ruud (6-4 y 7-6 [7/4]) después de que Carreño superara a Durasovic (6-3 y 6-3) y España se lleva la eliminatoria con Noruega. Le falta medirse a Serbia (sin Djokovic)

Roberto Bautista celebra su triunfo ante Casper Ruud en la ATP Cup
Roberto Bautista celebra su triunfo ante Casper Ruud en la ATP Cup FOTO: ASANKA BRENDON RATNAYAKE REUTERS

Un punto que reflejó parte de lo que fue el partido: Roberto Bautista cargando el juego contra el revés de Casper Ruud de forma machacona, una vez tras otra hasta que el noruego la tiró fuera. En otras ocasiones el desenlace era que una bola se terminaba quedando corta y el español se iba a la carga a la red para cerrar ahí. El caso es que cada vez conseguía llevar el duelo por esa fórmula era punto a favor en un porcentaje muy elevado. Es que la derecha de Ruud es de las mejores del circuito, te puede marear con ella y cuantas menos toque, y cuanto menos lo haga cómodo, mejor. Así fue haciendo camino el castellonense para vencer (6-4 y 7-6 [7/4]) y dar el punto definitivo a España en la segunda eliminatoria de la ATP Cup, contra Noruega. El primer triunfo lo había logrado Pablo Carreño ante Durasovic (6-3 y 6-3). Así sucumbió el equipo nórdico, como Chile el primer día, y el grupo capitaneado por Tomás Carbonell divisa las semifinales. Le queda medirse a Serbia (que también tiene que jugar con Chile), que está mermada por la baja del número uno del mundo, Novak Djokovic.

“Es una victoria que me da mucha confianza”, decía Bautista. Porque Ruud, tenista de 23 años madurado en la Rafa Nadal Academy, en Manacor, es el número ocho del mundo en la actualidad. Roberto ha llegado a ser el nueve y ahora es el 19, pero va sobrado de experiencia en partidos como estos: ha conquistado nueve títulos, ha sido semifinalista en Wimbledon... Está apurando su carrera y busca resurgir tras un 2021 demasiado irregular. Tuvo muchos altibajos, derrotas duras, sobre todo en Grand Slams como el Abierto de Australia y Roland Garros, y ha dado un giro a su equipo de trabajo prescindiendo de su entrenador principal, Pepe Vendrell, con el que llevaba un mundo, en busca de un revulsivo.

En realidad, Bautista siempre fue un jugador que suele comenzar bien las temporadas, periodo en el que ha conseguido muchos de sus éxitos. El triunfo ante Ruud lo basó en su táctica y también en su servicio. No tuvo que hacer frente a ninguna pelota de rotura en todo el encuentro y cuando consiguió meter el primero, el premio estaba casi asegurado: 36 de 39 puntos disputados fueron para él. El noruego casi nunca estuvo cómodo en el partido y aunque en el segundo set encontró más tiros ganadores, en el tie break definitivo fue superado con claridad.

También con rotundidad había vencido Pablo Carreño el duelo de números dos. El gijonés se medía a Viktor Durasovic, el 345 del mundo. Nunca había jugado contra él y eso siempre requiere un periodo de adaptación, ver cómo sirve el rival, cómo se mueve, por dónde hacerle daño. En cuanto tuvo todo esto anotado Pablo, no tardó en imponer su calidad para sacar el encuentro en poco más de una hora (6-3 y 6-3).

Alejandro Davidovich y Pedro Martínez completaron el pleno llevándose el dobles ante Hellum-Lilleengen y Petrovic, dos jugadores casi desconocidos (6-4 y 6-1).

El España-Serbia que se antoja decisivo se disputa el miércoles a las 7:30 de la mañana, hora española (puede verse en Movistar +). La ATP Cup, que se juega en Sidney, la forman cuatro grupos de cuatro equipos, y sólo los que acaban primeros acceden a semifinales.