Deportes

Rufián, Talegón y la encendida defensa de Vox a Djokovic: “Un héroe frente a la dictadura sanitaria...”

La situación de Novak Djokovic, retenido en un hotel australiano, ha saltado de las pistas de tenis a la política. Vox o Beatriz Talegón protagonizan el apoyo más contundente al tenista.

Activistas se concentran ante el Hotel de Novak Djokovic
Activistas se concentran ante el Hotel de Novak Djokovic FOTO: JOEL CARRETT EFE

El caso Djokovic, retenido en Australia tras negarse a ser vacunado de coronavirus se ha convertido en un debate mundial que ha saltado de las pistas de tenis a la política hasta convertirse en una cuestión de estado. Mientras desde Serbia denuncia el “indecente trato” al tenista, que permanece encerrado en el Park Hotel, desde Australia aseguran que es libre para salir del establecimiento.

Novak Djokovic fue trasladado a primera hora de ayer al Hotel Park de la ciudad de Melbourne, que también aloja a un grupo de solicitantes de asilo que han sido detenidos por las autoridades de inmigración, después de que fuera entrevistado durante más de ocho horas por las autoridades fronterizas por no cumplir con los requisitos impuestos por la covid-19.

El juez del Tribunal de Circuito Federal Anthony Kelly aplazó el caso de Djokovic hasta el lunes debido a una demora en recibir la solicitud de revisión del visado y la prohibición temporal de su deportación. El gobierno australiano ha confirmado que el tenista de 34 años no será deportado antes de la celebración de la audiencia.

“Dictadura sanitaria”

Esta situación han provocado reacciones en todo el mundo que van del deporte a la política y a la que tampoco es ajena España. Una de las formaciones que lidera la defensa del tenista en nuestro país es Vox. Desde la formación que lidera Santiago Abascal consideran al serbio “un héroe por la libertad real”, aunque también cosecha apoyos desde la izquierda.

La publicación más incendiaria es la de la que fuera secretaria general de la Unión Internacional de Juventudes Comunistas, Beatriz Talegón. “Esto no va de Salud ni pandemia. Esto va de totalitarismo”, ha escrito en su perfil oficial de Twitter. Rufián también ha publicado una foto del tenista. No ha dejado ningún mensaje, así que, mientras algunos creen que lanza un dardo a la actitud del número 1, otros muchos lo han interpretado como una señal de enfado del político catalán.

Los extremos se tocan y la postura de la postura de la política comunista coincide totalmente con la de Vox. “Djokovic ha puesto en total evidencia ante el mundo la irracionalidad y perversidad de la política de control social impuesta con un motivo que ya es pretexto, el Covid”. Así de tajante se ha mostrado el europarlamentario de Vox Hermann Tertsch al mostrar su apoyo al tenista serbio Novak Djokovic, después de que al jugador se le negara la entrada en Australia para jugar el Open por no estar vacunado.

“Pobres lacayos”

Pero desde la filas de Vox no ha sido el único en mostrar su rechazo a la situación del tenista. “Aplaudís, pobres lacayos, que Australia impida la entrada a una persona sana. Con la misma jeta obligáis al humilde españolito a tragarse en su barrio a hordas de ilegales”, ha escrito Javier Torres, encargado de comunicación de Vox en el Congreso. Torres a alabado, además, que Djokovic “anteponga sus convicciones a un gram slam”.

En la misma línea, el responsable nacional de comunicación interna de Vox, Isidoro Sevilla, tampoco se ha cortado al hablar directamente de “dictadura sanitaria” y asegura que el tenista se ha convertido en todo “un símbolo de la lucha por la libertad real”.

Habrá que esperar al lunes para ver que decisión toma la justicia y si Novak Djokovic debe o no abandonar Australia pero, hasta entonces, al culebrón le quedan aún muchos capítulos.