Deportes

El grave error que puede excusar a Djokovic

El número uno del mundo sigue encerrado en un hotel en Melbourne a la espera de que el lunes decidan si tiene que abandonar Australia o no

Djokovic a su llegada al aeropuerto de Melbourne, donde fue retenido nueve horas
Djokovic a su llegada al aeropuerto de Melbourne, donde fue retenido nueve horas AP

El «caso Djokovic» se está convirtiendo en un circo. El tenista sigue encerrado en su hotel a la espera de que el lunes un tribunal decida si tiene que irse de Australia o no; y los padres, en Serbia, hablan de que está encerrado y continúan con las comparaciones, desde Jesucristo a Espartaco. Le hacen un mártir. Mientras, la ministra de Asuntos Exteriores del país oceánico asegura en la cadena «ABC» que el tenista «no está cautivo»: «Es libre de irse en cualquier momento y la Fuerza Fronteriza se lo facilitará». Vamos, que si quiere coger las maletas y volar de vuelta a Belgrado o a Marbella o donde desee, adelante. Grupos de seguidores han ido a la puerta del hotel a mostrarle su apoyo y también se han colado protestantes por la situación de los refugiados, que están en el mismo sitio que el deportista. Tenistas como el polémico Kyrgios o Isner se ponen a favor del número uno sobre todo por el trato recibido, más que por la negativa a vacunarse.

Pero la cuestión importante es: ¿qué falló? ¿Fue la soberbia del deportista, que se creyó por encima del bien y del mal? ¿Fue el gobierno australiano, que reculó al ver el lío que se había montado después de que Djokovic anunciara que viajaba a Melbourne con una exención médica? Los últimos indicios apuntan a Tennis Australia. Un documento publicado en varios medios locales, obtenido por el conglomerado News Corp, demostraría que el organismo que dirige el deporte «aussie» mandó un correo el 7 de diciembre en el que indicaba los pasos a seguir para poder disputar el Grand Slam sin estar vacunado, e incluían el haber sufrido el virus en los últimos seis meses como un motivo para recibir una exención (que es la razón que parece que ha aducido Nole), teniendo que presentar una PCR con el resultado negativo e incluso un informe con la cantidad de anticuerpos. Esa información era errónea, o antigua, ya que desde noviembre el gobierno federal había advertido de que haber pasado la infección recientemente no era motivo para entrar en el país. Es un fallo imperdonable e ¿inocente? que demostraría que las quejas de Novak no van desencaminadas, que él hizo lo que le pidieron. A partir de ahí se desencadenaron los acontecimientos que terminaron con un asunto del que muchos hablan ya como un conflicto internacional Serbia-Australia.

Este fallo no explicaría por qué a otros tenistas sí los dejaron entrar en el país. La checa Renata Voracova no sólo está en Australia, sino que además ha jugado un partido de dobles. Según el medio australiano «ABC» la jugadora fue detenida el jueves y trasladada al mismo hotel en el que está Djokovic. Quien queda señalado en este caso es el gobierno local: ¿cuál es el motivo por el que ella sí pudo pasar? ¿se echaron para atrás después de la que se ha montado con Djokovic?

También ayudaría a esclarecer el asunto que Djokovic o alguien de su equipo explicara los motivos exactos por los que le habían concedido la exención y cómo ha sido todo el proceso.