Deportes

“Es miserable”, el ataque de Juan Manuel de Prada a Rafa Nadal por hablar contra Djokovic

El escritor le ha afeado sus palabras cuando el tenista serbio fue retenido en Australia. Novak sigue esperando a que se decida su futuro

Novak Djokovic, con su entrenador Goran Ivanisevic, en Australia
Novak Djokovic, con su entrenador Goran Ivanisevic, en Australia FOTO: KELLY DEFINA / POOL EFE

Novak Djokovic volvió a entrenar hoy martes después de salir del centro de detención de inmigrantes donde vivió uno de los capítulos más surrealistas del tenis y que le ha puesto en el centro de la conversación de todo el mundo, desde compañeros como Nadal, hasta desde humoristas y también periodistas como Jiménez Losantos y escritores como Juan Manuel de Prada. El serbio volvió a entrenarse y aparentar cierta normalidad mientras no termina de aclararse si va a poder disputar el Open de Australia o va a tener que marcharse. La cuestión es si tiene una exención válida de las normas que exigen la vacunación para entrar en Australia, ya que se ha recuperado recientemente del COVID-19. Un juez dictaminó el lunes que podía quedarse, pero el ministro de Inmigración aún podría enviarlo a casa.

También se plantearon nuevas preguntas el martes sobre un formulario de inmigración, en el que decía que no había viajado en los 14 días anteriores a su vuelo a Australia. El deportista fue visto en España y Serbia en ese periodo de dos semanas.

Las idas y venidas sobre si Djokovic cumplió las normas australianas han causado furor en el país y fuera de él. Pero en medio de una avalancha de información confusa sobre las normas, otros han denunciado que Djokovic se ha convertido en un conveniente chivo expiatorio para un gobierno australiano que se enfrenta a críticas por su reciente gestión de la pandemia.

Hay quienes como Nadal no ve con buenos ojos lo que ha hecho Djokovic, pero asegura que tiene que respetar lo que diga la justicia. Las palabras del español, como todas las palabras en este asunto, han creado mucha controversia. Ya no era situarse a favor o en contra de Djokovic. También se ha convertido en un asunto de situarse a favor o en contra de Nadal. Es lo que ha hecho el escritor Juan Manuel de Prada, que ha escrito con dureza contra Nadal: “Djokovic es mejor tenista que cualquiera de los tenistas que han competido con él. También lo saben esos tenistas incluidos quienes en estos días han hecho declaraciones miserables, excitados ante la posibilidad de aventajarlo en la aburrida estadística que dentro de cincuenta años nadie recordará”, escribe el escritor en ABC.

Mientras, a Djokovic se le vio el martes dando golpes desde línea de fondo, recibiendo comentarios de su entrenador y haciendo estiramientos junto a la pista con un entrenador. Pasó cuatro noches recluido en un hotel de Inmigración y ahora está volviendo a las andadas a menos de una semana del comienzo del torneo de Grand Slam.

A pesar de todo lo que ha pasado, quiero quedarme e intentar competir en el @AustralianOpen. Sigo concentrado en eso”, tuiteó Djokovic en las primeras horas del martes. “Volé aquí para jugar en uno de los eventos más importantes que tenemos frente a los increíbles aficionados”. En Serbia se han volcado con él, mientras que en Australia ha dado lugar a un enconado debate acerca de las vacunas, pero también acerca del trato a los inmigrantes.