Deportes

El puntazo de Alcaraz ante Basilashvili que puso en pie la Pista Manolo Santana de Madrid (vídeo)

Fue en el estreno del balear en la edición de 2022

Carlos Alcaraz celebra con el puño cerrado uno de los puntos que ganó a Nikoloz Basilashvili en su estreno en el Mutua Madrid Open 2022
Carlos Alcaraz celebra con el puño cerrado uno de los puntos que ganó a Nikoloz Basilashvili en su estreno en el Mutua Madrid Open 2022 FOTO: JUANJO MARTIN EFE

Está claro que Carlos Alcaraz es un jugador con tenis y con mucho gancho. Atrapa al público con sus raquetazos, con los que suele buscar el ganador, pero también por la manera de defender. En su estreno contra Basilashvili en la edición de 2022 el punto más aplaudido fue precisamente uno en el que tuvo que correr mucho. En concreto, este:

Lo intentó todo el jugador georgiano, dominador de ese punto, que llevó al murciano a un lado, pero Carlos respondió con un revés cortado al límite, y por ahí lo intentó varias veces su oponente, para encontrar la misma respuesta; y entonces cambió de lado entre el murmullo del público que veía que cada golpeo podía ser el último, pero aguantaba Alcaraz hasta que Basilashvili logró tener el remate que buscaba. Ahí parecía que ya sí, pero equivocó la dirección y Carlos puso la raqueta para pasar a un rival que en ese momento se había rendido, desesperado. Y el grito de la pista Manolo Santana se escuchó lejos. También el del tenista de 18 años (cumple 19 el jueves).

Servía para certificar que el primer set iba a caer del lado del español, aunque después vendrían curvas con una rotura nada más empezar el segundo parcial. Es la segunda vez que Carlos Alcaraz está en la Caja Mágica. Ya lo hizo en 2021 y además se enfrentó a Rafa Nadal. Sólo ha pasado un año, pero en ese momento era un jugador distinto y el ambiente también, porque no podía haber aforo completo en las gradas. Esta vez, pese a las horas en las que se jugó (comenzó a las 22:45) y que al día siguiente es día laborable, los asientos mostraban un aspecto de casi lleno. Nada más entrar en pista se empezó a escuchar el “Vamos Carlitos”, que se repitió una y otra vez y que fue creciendo todavía más con el paso de los minutos y de la intensidad de los puntos. Está claro que la afición española tiene un nuevo ídolo que va a convivir por un tiempo con el antiguo, Rafa Nadal, que hoy entra en escena.