Deportes

Alcaraz es baja en Roma, donde podía haberse enfrentado de nuevo a Nadal

El Masters 1.000 italiano comienza el lunes 9 de mayo y es el último antes del arranque de Roland Garros

Carlos Alcaraz y Rafa Nadal se saludan después del partido de cuartos de final que jugaron en el Mutua Madrid Open
Carlos Alcaraz y Rafa Nadal se saludan después del partido de cuartos de final que jugaron en el Mutua Madrid Open FOTO: José Oliva Europa Press

Terminó la final del Mutua Madrid Open en la que Alcaraz impresionó con el triunfo ante Zverev y ya está en marcha el siguiente torneo, otro Masters 1.000, el de Roma, que será la última gran cita antes de Roland Garros, el Grand Slam que pone punto y final a la gira europea de tierra batida y que es el objetivo más importante de todos los jugadores. Es más, el propio Rafa Nadal ha asegurado que este año su “realidad es así”, que siempre da importancia a todos los campeonatos pero que esta vez, dada la poca preparación que ha podido tener por la lesión en una costilla, se está tomando todo lo anterior a París como una especie de pretemporada para llegar allí lo mejor posible.

Le pasó en Madrid y con esa mentalidad acude también a Roma. Por eso en la capital de España dijo que su derrota en cuartos de final contra Carlos Alcaraz era “asumible”. Fue un duelo simbólico entre la leyenda y el joven que apunta alto y que fue quien se llevó el triunfo, en el tercer enfrentamiento que se producía entre ambos. El cuarto podría haber sido en Italia, además en la final, pero el campeón de Madrid ha decidido causar baja para curar bien las heridas y estar preparado para Roland Garros. Se levantó con el tobillo hinchado por la torcedura que se produjo precisamente en el duelo contra Rafa, también con una ampolla y tuvo que apurar para poder disputar la final contra Zverev.

“No iré a Roma”, desveló Carlos. Rafa ya está allí entrenando y los pasos hipotéticos que tendría que ir dando para llegar a esa final son los siguientes: de la primera ronda está exento por ser cabeza de serie y en la segunda ya podría tener un rival muy complicado: John Isner, el cañonero estadounidense, uno de los mejores sacadores del circuito. En octavos de final se puede encontrar con Shapovalov, como el año pasado, en un partido en el que el español levantó dos pelotas de partido, o el británico Evans. Los jugadores a los que se podría enfrentar en cuartos si no hay sorpresas son el polaco Hubert Hurkacz o el noruego Casper Ruud, al que conoce bien porque se entrena en su academia en Manacor. Y la semifinal dejaría un duelo estelar contra Novak Djokovic. El serbio también ha sido eliminado por Alcaraz en Madrid, pero asegura que sacó buenas conclusiones de ese partido y que va en la buena dirección después de un año en el que apenas está pudiendo jugar (sólo lleva 11 partidos) al no estar vacunado contra el covid.

En el caso de Alcaraz le había tocado en el sorteo empezar con el chileno Garín, después Cilic o Cameron Norrie, una de sus víctimas en Madrid, Alexander Zverev y para las semifinales los favoritos eran Tsitsipas o Rublev. Pero esas batallas las pospone para París. Verá el torneo en casa, descansando y recuperando.