Deportes

La “locura” de Nadal en Roland Garros: “Puso en riesgo su salud”

La forma en la que el tenista español ganó en París continúa causando asombro

Rafa Nadal asumió un importante riesgo físico para ganar su 14º Roland Garros.
Rafa Nadal asumió un importante riesgo físico para ganar su 14º Roland Garros. FOTO: Christophe Ena AP

Rafa Nadal ganó su 14º Roland Garros haciendo un enorme sacrificio físico. El tenista español jugó con el torneo con su pie izquierdo anestesiado, sin ninguna sensibilidad en él, según reconoció él mismo después de ganar la final a Casper Ruud. “Lo que hizo fue simplemente una locura”, declaró en su podcast la extenista australiana Rennae Stubbs.

Stubbs, ganadora en la modalidad de dobles del Open de Australia (2000), Wimbledon (2001 y 2004) y US Open (2001) y en dobles mixtos del Open de Australia (2000) y US Open (2001), elogió a Nadal por su triunfo, pero también valoró los riesgos que asumió el español durante el torneo. “Es increíble cómo Rafael Nadal ha conseguido encontrar la manera de jugar a pesar de que su cuerpo no está en condiciones óptimas. Sabía que llevaría a su médico a París y haría todo lo posible para ganar otro título en Roland Garros. Lo que hizo fue simplemente una locura”, dijo Stubbs, quien definió a Nadal como “el mejor competidor” que había visto nunca. “¡22 Grand Slams! ¡14 títulos de Roland Garros! ¡No puedo creer lo que estoy presenciando con este hombre! ¡Es una locura! Y lo hace con tanta clase, ¡qué modelo a seguir!”, añadió.

“Tuvo que anestesiar el pie durante el torneo, de lo contrario el dolor habría sido demasiado grande y le habría impedido jugar. En cierto modo, puso en riesgo su salud. Su pie estaba entumecido y en caso de lesión no se habría dado cuenta. En cualquier caso, logró una hazaña excepcional. La final contra Casper Ruud no tuvo historia, mientras que en las semifinales tuvo suerte. La retirada de Alexander Zverev le ayudó, sobre todo físicamente. Habían pasado tres horas y aún tenía que terminar el segundo set”, continuó Stubbs.

El propio Nadal contó después de ganar la final a Ruud que había tenido que jugar el torneo con el pie dormido: Estoy jugando sin dolor, pero con cero sensaciones. Es como cuando te duermen el nervio en el dentista. No tengo sensibilidad para nada, y por eso he podido jugar. Tan simple como eso”. También dejó claro que en esas condiciones no podría seguir jugando: “Con las circunstancias en las que estoy jugando no quiero y no puedo seguir”.

“Rafael Nadal acaba de decir que le gustaría volver, pero que no se ve haciéndolo de esta manera. Creo que su lesión en el pie es algo que sabe que ya no puede ocultar. Creo que tomó MUCHOS analgésicos para ese pie durante las últimas dos semanas, creo que sabe que se le acaba el tiempo”, escribió Stubbs en un tuit.