Deportes

Nadal liquida a Van den Zandschulp camino de cuartos

Rafa se mostró superior al neerlandés y se impuso por 6-4, 6-2 y 7-6 (8/6). Le espera el estadounidense Fritz, su verdugo en la final de Indian Wells

Rafa se dispone a ejecutar un revés cortado en el partido de octavos
Rafa se dispone a ejecutar un revés cortado en el partido de octavos FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Avanza un Grand Slam y Nadal crece. ¿Les suena? Van de Zandschulp se topó con el jugador que en las segundas semanas de los Majors resulta inalcanzable para la mayoría de los mortales. Nadal ya está en cuartos de final después de imponerse por 6-4, 6-2 y 7-6 (8/6) en dos horas y 21 minutos al neerlandés.

Viniendo Rafa de donde viene es imposible no echar un ojo al paisaje que dibuja el cuadro de Wimbledon. Por la parte alta del cuadro aparece Djokovic como indiscutible favorito. Por la parte baja ese honor no puede recaer en otra raqueta que no sea la de Nadal. Porque el zurdo ya está entre los ocho mejores y ahora le espera el estadounidense Taylor Fritz. El mismo que le derrotó en la final de Indian Wells cuando el español tenía una fisura en las costillas que le impedían rendir al nivel habitual. En una hipotética semifinal aparecen el chileno Garín o el demonio Kyrgios. Como para no firmarlo cuando aterrizó en Londres hace un par de semanas.

El partido ante Sonego fue la pista de despegue para el español. Los titubeos ante Cerúndolo y Berankis desaparecieron ante el italiano. Esa tercera ronda, en realidad, fue una especie de respuesta al nivel que está empezando a ofrecer Djokovic. Y la tendencia del anterior partido se mantuvo ante Van den Zandschulp. El neerlandés asusta a buena parte del circuito con su servicio, pero no a Rafa. Tuvo una primera oportunidad de ruptura nada más empezar. No la consumó, pero desde el principio fue una amenaza. Se apostó un par de metros por detrás de la línea de fondo, como si estuviera restando en pista dura, y el arma preferido de Van den Zandschulp no hizo el daño debido. Una doble falta en el décimo juego le volvió a ofrecer la oportunidad de un break y tratándose de un momento crítico Rafa no la desaprovechó. El mando del partido llegó sin necesidad de ser tan autoritario como ante Sonego. Nadal fue más eficaz. Dejó detalles en todos los juegos: un par de aces por allí, un ganador por allá, una dejada imposible, errores contados con los dedos de una mano... Rafa resultó muy fiable y eso fue suficiente para que el neerlandés empezara a incomodarse.

Sólo faltaba que en el primer intento de respuesta, en el juego con el que se abrió el segundo set, Nadal respondiera agarrándose a la pista. Ocho minutos de pelea, una primera oportunidad de ruptura, pero... lo de casi siempre. Rafa desactivó la amenaza y sumó un break en el siguiente juego. El desgaste del neerlandés se multiplicó por momentos. En cada servicio había casi las mismas opciones de que llegase un saque directo o una doble falta. Así regaló el segundo set.

Y si pareció dispuesto a la pelea fue por pura inercia. Una mínima desconexión de Nadal le regaló un break anecdótico porque tras el despiste ya no hubo vuelta atrás. Rafa respondió de forma inmediata con otra ruptura y cogió la directa rumbo a cuartos con un passing imposible. El neerlandés se atrevió a acercarse a la red, voleó y Rafa adivinó la trayectoria, bloqueó la pelota, conectó un revés cruzado y se citó con Fritz pese a la resistencia de última hora que le llevó a resolver en el tie-break.

Kyrgios, otra vez en cuartos

En el lado del cuadro de Rafa, Kyrgios volverá a unos cuartos de final en Londres ocho años. El australiano superó en cinco sets al estadounidense Brandon Nakashima, por 4-6, 6-4, 7-6 (7/2), 3-6 y 6-2. Nick estuvo sorprendentemente moderado para pasar por encima del joven estadounidense y citarse en la antepenúltima ronda con el chileno Cristian Garín. Los 35 saques directos que conectó y los 77 winners fueron las claves para colarse entre los ocho mejores. En cuartos le espera un jugador que vivió una de las mayores proezas de su carrera ante el australiano Alex de Miñaur. Después de cuatro horas y 34 minutos de batalla [2-6, 5-7, 7-6 (7/3), 6-4, 7-6 (8/6), Garín fue capaz de remontar dos sets en contra y levantar las dos pelotas de partido de las que gozó su rival. Garín, 43 del mundo y entrenado por Pepe Vendrell, recurrió a su enorme galería de golpes ganadores (56 frente a los 31 de De Miñaur) para hacerse con un partido que tuvo perdido. De Miñaur lo tenía encarrilado tras hacerse con relativa comodidad con los dos primeros sets, pero todo cambió en el juego de desempate de la tercera manga. El chileno fue capaz de recuperarse tras un 3-1 inicial para el australiano y sacó los seis puntos siguientes. La escalada no cesó hasta lograr salvar dos bolas de partido en la quinta manga gracias a su poderosa derecha. Hoy será el turno para los primeros partidos de cuartos de final: Djokovic-Sinner y Goffin-Norrie.