Deportes

El regalo de Federer a Tsitsipas con el que duerme “algunas noches”

El griego confiesa que el suizo era su ídolo desde que tenía tres años

Roger Federer charla con Tsitsipas durante la última Laver Cup
Roger Federer charla con Tsitsipas durante la última Laver Cup FOTO: Kin Cheung AP

La emotiva despedida de Roger Federer del mundo del tenis sigue dejando anécdotas. Inolvidable fue el momento de las lágrimas del suizo con Rafa Nadal en la Laver Cup, competición a la que el balear acudió sólo para jugar ese partido de dobles al lado del que ha sido uno de sus grandes rivales: “Tenía que estar aquí”, admitió Rafa.

Stefanos Tsitsipas está disputando en la actualidad el torneo de Astana, y después de derrotar a Hurkacz por 7-6 (10/8) y 6-3 va a jugar las semifinales contra Rublev (los otros semifinalistas saldrán de los duelos entre Djokovic y Khachanov y el español Roberto Bautista Agut y Medvedev). El griego ha desvelado la petición que le hizo a Federer. “Significaría mucho para mí poder tener una de tus raquetas”, le dijo el heleno, según palabras recogidas en la web oficial de la ATP. “Te he seguido desde que tenía tres años. Si pudiese tener una raqueta para enmarcarla en mi casa, sería algo muy especial. Espero que no te importe darme ese pedazo de tu leyenda”, añadió.

Federer admitió con gusto y sacó una raqueta de su raquetero y se la entregó. “Roger era mi ídolo de infancia. Hubiera estado mal no conseguir nada de su último partido. Fue muy amable, y duermo con ella de vez en cuando”. Tsitsipas reconoció que también lloró la noche del adiós del suizo. “Lo más sorprendente fue lo emocionado que me sentí la mañana siguiente. Uno podría pensar que lo dejaría pasar. Pero tenía lágrimas mientras desayunaba por la mañana”, confesó.

2-2 en sus cara a cara

“Ves todos los momentos bonitos que pasan. Creo que eso es lo que se te viene a la mente sobre la maravillosa retirada de Federer. Creo que no podría haberlo hecho mejor con sus compañeros. Espero que mi retirada pueda ser así”, insistió el griego, que se ha podido enfrentar cuatro veces a su ídolo. Curiosamente, todas fueron en 2019. La primera y más sonada fue en los octavos de final del Open de Australia, con triunfo para Stefanos por 6-7 (11/13), 7-6(7/3), 7-5 y 7-6 (7/5); después sería frenado por Nadal por 6-2, 6-4 y 6-0. En Dubái ganó Federer por 6-4 y 6-4. En Roma se frustró el duelo por la baja del suizo. En Basilea volvió a ganar Roger por 6-3 y 6-4 y en las ATP Finals se impuso Tsitsipas en las semifinales por 6-3 y 6-4 para coronarse después como maestro.